Avala G20 impuesto empresarial global


En lo que constituye una de las primeras decisiones concretas que adoptan, los líderes del G20 acordaron durante su en centro de este 30 de octubre en Roma.


Aplicar un impuesto mínimo global de sociedades de por lo menos 15%,. O. El objetivo de tener un sistema tributario más justo y evitar que las empresas se beneficien de regímenes fiscales complacientes y no paguen impuestos en los países en los que operan.


Esto trascendió pese a que las sesiones, del G20 se celebran a puerta cerrada, y los dirigentes llegaron un acuerdo después de 4 años de debate.


El plan se sustenta en 2 aspectos, y se centrará en los retos fiscales de la digitalización y globalización de la economía.


El mecanismo entraría en vigor hacia 2030, y está en consonancia con la propuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos para desarrollar un sistema sustentado por un lado en una tasa de al menos el 15% del beneficio para grandes multinacionales, y el pago de impuestos tanto en el país que tenga la sede central como en los países en los que operen.


Los líderes también debatieron la aprobación de la nueva emisión de derechos especiales de giro por parte del FMI y el mecanismo innovador para su reasignación, y el presidente argentino Alberto Fernández, aprovechó la ocasión para criticar que la elevada deuda de más de 46 mil millones de dólares del país con el Fondo Monetario Internacional "condena a generaciones" y cuestionó "el capitalismo de la producción" y "la lógica de la especulación financiera".


El tema de las vacunas también ha sido abordado por el G20 en Roma, y establecieron el compromiso de acelerar la vacunación mundial, luego de las fuertes críticas de la OMS respecto a la adquisición masiva del fármaco contra el coronavirus por parte de los países ricos, dejando muy pocas dosis para su aplicación en los países pobres.


Los países ricos han usado las vacunas y estímulos económicos para reanudar la actividad económica, con el riesgo de que los países en desarrollo que representan gran parte del crecimiento global se queden rezagados debido a las bajas tasas de vacunación y dificultades económicas.


El primer ministro de Italia, Mario Draghi, inauguró la conferencia con un llamado a acelerar la entrega de vacunas a los países pobres, tras calificar la diferencia de vacunación global contra el COVID-19 “moralmente inaceptable”.


Draghi, dijo el que sólo 3% de las personas en los países más pobres del mundo han sido vacunados, mientras que 70% en los países ricos han recibido al menos una dosis.



logotipo.png