Aseguran que es falso el mapa considerado el primer plano del Nuevo Mundo


Expertos de la Universidad de Yale dicen que el mapamundi conocido históricamente como mapa de Vinlandia, que llegó a ser considerado como el más antiguo del Nuevo Mundo desde el siglo XV, es falso y en realidad habría sido concebido en el siglo XX.


Los investigadores concluyeron esto al analizar entre otras cosas la composición química de las tintas utilizadas en el mapa, que representa entre otras tierras, una parte costera de América del Norte al suroeste de Groenlandia.


Los científicos de la Universidad de Yale efectuaron un espectroscópico del documento, y su resultado es impactante: Raymond Clemens, empleado de la Biblioteca de Libros y Manuscritos Antiguos del establecimiento educativo, afirma que “el mapa de Vinlandia es falso. No hay ninguna duda razonable al respecto. Este nuevo análisis debería poner fin al asunto".


Estos expertos probaron que las huellas de titanio usado por primera vez para producir tinta en los años 20 del siglo pasado, aparecen en todo el documento, contra lo que indicaban estudios previos que indicaban que había titanio solo en ciertos puntos del mapa.


Más aún, el plano casi no tiene hierro, azufre o cobre, mientras los escribanos de la Edad Media solían usar materiales compuestos entre otras sustancias, por sulfato de hierro.


Asimismo, se confirmó que la carta habría sido dibujada en el pergamino auténtico de la enciclopedia 'Speculum Historiale', volumen medieval verdadero del siglo XV. El mapa contiene también una inscripción en latín que sería solo una nota de un encuadernador que se encargaba de ensamblar el compendio, y para Clemens,

"la inscripción alterada parece ciertamente un intento de hacer creer que el mapa fue creado al mismo tiempo que el 'Speculum Historiale'".


El mapa de Vinlandia se asociaba también con el 'Historya Tartarorum', ya que fue descubierto junto con una copia de este manuscrito. Los expertos establecieron que inicialmente el plano fue delineado en las últimas páginas del 'Speculum Historiale', aunque llegó a la Universidad de Yale en una copia del 'Historya Tartarorum'.


Una datación por radiocarbono determinó que el pergamino y papel en ambos documentos se remontan a los años 1400-1460.


Los investigadores planean un artículo más detallado para probar que se trata de un mapa falso, aunque se seguirá almacenado en la biblioteca de Beinecke de la universidad estadounidense, pues de acuerdo con Clemens, "se ha convertido en un objeto histórico en sí mismo”.