top of page
  • bambarito59

Quejas de empleados de los Museos Vaticanos: demandan mejores condiciones laborales


También ocurren estas cosas en la sede máxima de la iglesia católica…

 

Cerca de medio centenar de empleados de los Museos Vaticanos presentaron una demanda colectiva ante el gobierno de la Santa Sede, pidiendo mejores condiciones laborales como lo son antigüedad, bajas por enfermedad y compensaciones de horas extra.

 

La querella fue presentada el pasado 23 de abril y hecha pública apenas el reciente fin de semana en los diarios italianos, y en ella, los empleados también exponen que el personal corre riesgos de salud y seguridad debido a medidas de reducción de costos que parecen generar beneficios en los Museos, como las aglomeraciones y la reducción de guardas de seguridad para mantener el comportamiento de los turistas.

 

Los Museos Vaticanos son una de las principales fuentes de ingresos del Vaticano, dependientes de la burocracia de la Santa Sede. Los museos, que sufrieron un golpe financiero por los cierres y restricciones asociados al COVID-19, subieron a principios de año el precio de la entrada completa a 20 euros contra a los 17 euros previos.

 

La demanda constituye un desafío legal en el que se muestra que las leyes, regulaciones y prácticas del Vaticano son con frecuencia incompatibles con las normas europeas y europeas.

 

En la demanda escrita y firmada por la veterana abogada vaticana Laura Sgro en nombre de 49 trabajadores, empleados de museo, citan las enseñanzas sociales de la Iglesia católica y las peticiones de Francisco para que los patrones respeten la dignidad de los trabajadores que exigen un mejor trato

 

Los quejosos reclamaron más transparencia sobre cómo pueden ascender los empleados y que se restablezcan las primas por veteranía, además de insistir en que el Vaticano cumpla las normas italianas sobre ausencias por enfermedad. Hoy día, los empleados deben quedarse en casa todo el día, en lugar de unas pocas horas, para esperar una posible visita de comprobación de que no están simplemente tomándose un día libre.

 

Según las normas laborales del Vaticano, se dan 30 días para responder a la demanda. Si no se inician conversaciones, Sgro puede llevar las quejas a la oficina laboral del Vaticano para intentar una reconciliación negociada, lo que podría terminar en la corte. La oficina puede negarse a tramitar el caso, algo que según los abogados hace con frecuencia.

 

Las causas penales y civiles recientes pusieron sobre la mesa cómo los trabajadores del Vaticano, especialmente ciudadanos italianos legos, tienen pocos o ningún recurso más allá del peculiar sistema judicial de la ciudad estado, donde el papa Francisco representa la máxima autoridad ejecutiva, legislativa y judicial

 

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page