top of page
  • Laura Meléndez

Nuestro Museo de Antropología festeja hoy 59 años de existencia


Inaugurado un 17 de septiembre, pero de 1964, el Museo Nacional de Antropología es uno de los recintos museográficos más importantes de México y de América Latina, creado para albergar el legado arqueológico de los pueblos de Mesoamérica y dar cuenta de la diversidad étnica del país.

El Museo fue la culminación de años de compilación de miles de documentos y objetos que formaban ya, parte del acervo histórico de la patria. La recuperación de infinidad de testigos de la historia de México desde tiempos precolombinos llevó en 1825 al presidente de la República, Guadalupe Victoria, asesorado por el historiador Lucas Alamán, a decretar la fundación del Museo Nacional Mexicano como una institución autónoma.

Para 1865, el emperador Maximiliano ordenó el traslado del Museo al un local de la calle de Moneda donde había estado la Casa de Moneda, y a partir de 1906 el crecimiento de las colecciones alentó a Justo Sierra para dividir el acervo del Museo Nacional, con lo que las colecciones de historia natural pasaron al edificio del Chopo, construido para albergar exposiciones permanentes. El Museo se llamó Museo Nacional de Arqueología, Historia y Etnografía y fue reabierto el 9 de septiembre de 1910 por el presidente Porfirio Díaz.

En 1924 el acervo del Museo ya contaba con 52 mil objetos y recibido más de 250 mil visitantes, considerado uno de los más interesantes y de mas prestigio del mundo. El 13 de diciembre de 1940 se trasladaron las colecciones de historia al Castillo de Chapultepec, y el Museo cambió su nombre a Museo Nacional de Antropología.

El edificio actual, construido entre 1963 y 1964 en el Bosque de Chapultepec en el gobierno de Adolfo López Mateos, quien lo inauguró el 17 de septiembre de 1964, posee 23 salas de exposición permanente, una de exposiciones temporales y dos auditorios, además de albergar el acervo de la Biblioteca Nacional de Antropología. Cuenta con 44 mil metros cuadrados bajo techo y el área total es de 79.700 metros cuadrados.

Obra de arquitecto Pedro Ramírez Vázquez, quien lo diseñó con la colaboración Jorge Campuzano y Rafael Mijares, tiene una impresionante arquitectura con salas de exhibición que convergen a un patio central donde hay un estanque de lirios y la famosa fuente con forma de sombrilla, sostenida por un pilar central alrededor del cual se precipita una cascada artificial. Las salas de exhibición están rodeadas de jardines, muchos de los cuales contienen exhibiciones externas.

La colección del Museo Nacional de Antropología se conforma de piezas arqueológicas y etnográficas provenientes de todo México, destacando la Piedra del Sol, corazón del museo, esculturas teotihuacanas de los dioses del agua, el tesoro de la tumba del rey Pakal, un atlante tolteca traído de Tula y el Monolito de Tláloc a la entrada al museo.

Las 23 salas permanentes están distribuidas en las 2 plantas del edificio. En la planta baja están las salas de introducción a la antropología y las culturas del territorio mexicano desde el poblamiento de América hasta el período Posclásico mesoamericano. En el segundo nivel hay 11 salas de etnografía con muestras de actuales pueblos indígenas.

Las salas de antropología y arqueología están dispuestas alrededor de la parte descubierta del patio central y están ordenadas con criterio cronológico Las salas son de Introducción a la antropología, poblamiento de América, preclásico en el Altiplano Central, Teotihuacán, Toltecas y su época, Mexica, Culturas de Oaxaca, Culturas de la Costa del Golfo, Maya, Culturas de Occidente y Culturas del Norte.

Constantemente se enriquece gracias a los contínuos descubrimientos de restos materiales que nos dan una idea cada vez más clara de nuestros antepasados.

logotipo.png
moño negro 1.jpg
bottom of page