top of page
  • bambarito59

Industria de productos chatarra usa influencias infantiles para promover productos en redes

Tec-Check y El Poder del Consumidor hacen un llamado urgente a empresas y agencias de marketing a abstenerse de emplear influencers infantes.


El observatorio #ChatarraInfluencer promovido por ambas organizaciones evidenció, con apoyo de la ciudadanía, cómo diferentes marcas de productos ultra procesados no saludables utilizan a infantes influencers para promocionar sus productos, a pesar de que, en México, 14.3 millones de niños,

niñas y adolescentes tienen sobrepeso u obesidad.


Las agencias y marcas que contratan a influencers infantiles no solo ponen en riesgo la salud de las infancias mexicanas, sino que incentivan que niñas y niños se vean obligados(as) a ejercer trabajos infantiles.


De acuerdo con los lineamientos de TikTok4 e Instagram personas menores de 13 años no pueden tener una cuenta en sus plataformas. Sin embargo, son padres y madres abren y gestionan cuentas de sus hijas(os) en busca de seguidores y marcas que les contraten para generar contenido.


Un ejemplo es la cuenta de soylaracampos (778 mil seguidores), quien menciona que

su cuenta está “supervisada por un adulto”. La influencer infantil promociona campañas de diversos productos, a través de la agencia de marketing “Top Creators”, de hecho, tiene su propia tienda en línea.


Los derechos al pleno desarrollo, intimidad, privacidad y protección de datos personales, la no explotación económica, la prioridad de atención a sus intereses,la libertad de expresión y pensamiento, al descanso, esparcimiento y juego, todos reconocidos en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes de 2014, se ponen en riesgo al considerar a niños y niñas "trabajadores” de una marca.


Las marcas de productos ultra procesados aprovechan la penetración de influencers infantiles, cuyo costo de campaña es relativamente bajo en comparación con los anuncios televisivos con actores, para promocionar sus productos entre la niñez.


La industria fomenta hábitos alimenticios poco saludables desde una edad temprana, utilizando a niños y niñas influencers para dirigirse al público de la misma edad.


Ante el aumento de infantes influencers en redes sociales, en otros países se están tomando cartas

en el asunto para proteger a las y los menores frente a las marcas, incluso frente a sus padres y madres. En Francia, se aprobó en 2020 una norma para que las y los tutores de infantes influencers declaren al gobierno el tiempo límite de trabajo frente al celular, el número de publicaciones y el ingreso generado por las campañas.


Asimismo, formaliza el derecho de los infantes a ser borrados de las plataformas cuando así lo deseen, al tiempo que las autoridades francesas emiten información a tutores sobre sus obligaciones en cuanto a privacidad y desarrollo integral de los(as) menores.


“Los niños y las niñas en México no deberían estar obligados(as) a hacer publicidad, y mucho menos de productos chatarra. Si bien la Profeco puede monitorear más cuentas de infantes influencers, las plataformas, como Instagram y TikTok, están dando paso libre a los padres, a las marcas y a las agencias de marketing para que se utilice a la infancia y así se ponga en riesgo su privacidad y desarrollo integral” comentó Fiorentina García Miramón, co-fundadora de Tec-Check.


Alejandro Calvillo de El Poder del Consumidor, señaló: “Hay un abuso por parte de las grandes corporaciones de comida chatarra y bebidas azucaradas al dirigir publicidad a niños y niñas, utilizando para ello también a niñas y niños de su misma edad. Estas empresas tienen años de haberse comprometido a no realizar publicidad a menores de 12 años de productos no saludables. Estas actividades violan los derechos de la infancia como lo señala UNICEF”.


El 29 de abril, en las cuentas de Instagram de Tec-Check y El Poder del Consumidor se

publicará contenido relacionado con esta problemática

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page