Chelsea: equipo apetecible para inversionistas


El oligarca ruso Roman Abramovich no podrá retener la propiedad del club inglés de fútbol Chelsea a raíz de la invasión del ejército de Vladimir Putin en Ucrania, y hasta ahora hay 4 opciones a la vista para que el equipo cambie de dueño.


Las propuestas ya son analizadas para que se acabe la incertidumbre y el recién eliminado campeón de la Champions tenga nuevos propietarios a partir de la próxima temporada.


El club londinense podría ser vendido en 3 mil millones de libras.


Steve Pagliuca, copropietario de los Celtics de Boston de la NBA, está interesado en el comprar al club inglés, adquisición que podría obligarlo a deshacerse del 55% de su inversión en el Atalanta de Italia.


El empresario no puede tener 2 clubes en una misma competencia europea organizada por la UEFA, aunque Atalanta parece no tener posibilidades de jugar alguna de las copas de la próxima temporada.


Otra oferta es la de Tom Ricketts, dueño de los Cachorros de Chicago del béisbol de las Grandes Ligas, cuestionada por los comentarios islamofobicos de su padre, Joe.


Otro grupo interesado incluye al empresario con acciones en un club de la Premier. Josh Harris, dueño de los 76ers de Filadelfia de la NBA, y poseedor del 17% de acciones en el Crystal Palace. El consorcio es liderado por Martin Broughton, ex director ejecutivo de Liverpool y British Airways, y Sebastian Coe, actual presidente de la Federación Internacional de Atletismo.


El cuarto consorcio tiene a Todd Boehly, accionista de los Dodgers de Los Ángeles, el magnate suizo Hansjorg Wyss y Jonathan Goldstein, empresario de bienes raíces en Londres y director ejecutivo del fondo de inversiones Cain International.









logotipo.png
PrimaveraPor.webp