Ahora resulta que ser algo obeso tiene sus beneficios luego de superar el coronavirus


Un estudio del Centro Médico de Sheba en Israel, demostró que personas recuperadas de una infección por coronavirus y que padecen obesidad, tienen mayor inmunidad que quienes cuentan con las 2 dosis de la vacuna contra Covid-19.


Esto concluyeron los investigadores que estudiaron a 500 personas que se enfermaron de coronavirus entre 2020 y 2021 o que recibieron las 2 dosis de la vacuna recientemente. En el seguimiento de los pacientes por medio de muestras de sangre durante un año, se intentó conocer el nivel de anticuerpos que generaron y qué tan fuerte era la respuesta inmunológica ante el SARS-CoV-2.


En los resultados, se encontró que personas que se enfermaron de Covid-19 y tenían un índice de masa corporal de 30 o superior, generaron más anticuerpos durante más tiempo contra quienes tienen un índice menor a 30 y que sólo recibieron las 2 dosis de la vacuna.


Según el estudio después de unos meses, los que sólo recibieron la vacuna reportaron una producción menor de anticuerpos Más aún, los investigadores encontraron que en ambos grupos la respuesta inmunitaria baja conforme pasa el tiempo, pero los pacientes recuperados parecen tener una ventaja.


La investigación se realizó cuando la variante de Wuhan y la Alpha eran las dominantes, pero se estima que la respuesta inmunitaria es parecida en pacientes enfermos con Delta u Omicrón, ya que un estudio de la Universidad de Tel Aviv arroja resultados similares.


El trabajo sostiene que la "inmunidad natural" es 13 veces mayor frente la variante Delta que la inmunidad adquirida por la vacunación.












logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg