top of page
  • Laura Meléndez

Uno de los máximos exponentes de la filosofía a 220 años de su muerte: Emaluel Kant


Este 12 de febrero recordamos que un día como hoy pero de 1804,  falleció el filósofo Emanuel Kant, el más importante representante del criticismo y precursor del idealismo alemán, así como uno de los pensadores más influyentes de la filosofía universal.

 

Emmanuel Kant, es parte de la historia que le reconoce como un enorme filósofo prusiano fue se convirtió en el gran exponente de la era de la Ilustración, reconocido como el más más importante representante del criticismo y precursor del idealismo alemán.

 

Nació en Königsberg, Prusia el 22 de abril de 1724 y es considerado uno de los pensadores más influyentes de la Europa moderna y de la filosofía universal, así como uno de los últimos pensadores de la modernidad, anterior a la filosofía contemporánea.

 

Kant fue siempre de constitución delicada y musculatura pobremente desarrollada. A pesar de que en su juventud sufrió un traumatismo craneano, aparentemente severo, fue un constipado crónico y padeció un malestar epigástrico que mejoraba con los alimentos. En los últimos años, después de comer, una tumefacción aparecía en el cuadrante superior derecho del abdomen.

 

En su juventud, Kant fue un estudiante constante, aunque no espectacular. Desde el principio de sus estudios, mostró gran aplicación en sus investigaciones. Estudió la filosofía de Leibniz y Wolff, hasta que la muerte de su padre muerte en 1746 interrumpió sus estudios, pero continuó su investigación académica. En 1749 publicó su primera obra filosófica

 

Kant publicó muchas más obras sobre temas científicos y llegó a ser profesor universitario en 1755. El tema de sus lecciones era la metafísica, la cual enseñó durante casi 40 años,

 

Diseñó la hipótesis de la nebulosa protosolar, en donde dedujo que el sistema solar se formó de una gran nube de gas, una nebulosa. De este modo intentaba explicar el orden del sistema solar, anteriormente visto por Newton como impuesto por Dios desde el comienzo. También dedujo correctamente que la Vía Láctea era un gran disco de estrellas, formada asimismo a partir de una nube giratoria.

 

Nuestro personaje se concentró en temas cada vez más filosóficos, aunque continuaría escribiendo sobre las ciencias a lo largo de su vida. En los inicios de los años 1760, concibió una serie de importantes obras de filosofía.

 

En la década de 1770, Kant no publicó ningún trabajo de filosofía, y cuando decidió romper el  silencio en 1781, creó la Crítica de la razón pura, una de las más importantes obras en la historia de la filosofía, que fue ignorada en el momento de su publicación inicial.

 

Kant publicó una segunda edición de la Crítica de la razón pura en 1787, revisando en profundidad las primeras partes del libro. Continuó desarrollando su filosofía moral, especialmente en la Crítica de la razón práctica en 1788 y la Metafísica de las costumbres en de 1797.

 

Conforme se acercaba a los 80 años de edad, aumentó su dificultad para memorizar hechos recientes, y en sus últimos años sufrió de dolores de cabeza que atribuía a fenómenos eléctricos, perdió todo sentido exacto del tiempo, sufría caídas al caminar en su habitación, o aún de pie y sin moverse; e incluso desde la silla en que dormitaba; no podía incorporarse solo, por lo que debió utilizar una silla con brazos circulares que se cerraba por delante.

 

En diciembre de 1803 fue ya incapaz de firmar: no lograba recordar las letras de su nombre, padeció hipoacusia y sus expresiones se volvieron casi incomprensibles, y falleció el 12 de febrero alrededor de las 11 de la mañana en Königsberg.

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page