Secretario General de la ONU busca mediar para detener guerra en Ucrania


El Secretario General de Naciones Unidas considera que no es “demasiado tarde para la diplomacia y el diálogo” y está mediando para intentar detener la guerra en Ucrania.


António Guterres pidió a Rusia que escuche los llamados para parar una guerra que “solo tendrá perdedores” y que está teniendo un impacto en los civiles de “proporciones aterradoras”.


El portugués ha mantenido contactos con varios países, incluidos China, Francia, Alemania, India, Israel y Turquía para tratar de mediar y detener el conflicto.


“Hablé con líderes que están en contacto permanente con el presidente Putin. Es esencial un esfuerzo adicional para que Rusia entienda que esta guerra se está convirtiendo en una pesadilla y para crear las condiciones para terminarla y que haya negociaciones serias”.


Guterres ha autorizado el uso de 40 millones de dólares del Fondo Central de Respuesta a Emergencias para llevar ayuda humanitaria a los afectados por el conflicto, una cantidad que se suma a 20 millones de dólares ya anunciados.


Para Rosemary DiCarlo, secretaria general adjunta para Asuntos Políticos y Consolidación de la Paz, en Naciones Unidas, la guerra en Ucrania es la prueba más severa a la que se ha enfrentado la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa desde su creación en 1975.


La máxima responsable de asuntos políticos de la ONU ante el Consejo de Seguridad, expresó su preocupación por el empeoramiento de la situación sobre el terreno en Ucrania durante el fin de semana, y citó los bombardeos de numerosas ciudades ucranianas, en los que mueren civiles a diario, así como los informes creíbles de que fuerzas rusas están utilizando munición de racimo, aún en zonas pobladas.


"La invasión rusa ha sacudido los cimientos de la arquitectura de seguridad europea hasta su núcleo", dijo DiCarlo.


La Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa nació en 1975 a partir de la Conferencia sobre Seguridad y Cooperación en Europa celebrada en Helsinki. Cuenta con 57 Estados participantes y sirve de plataforma para diálogo y negociaciones regionales sobre cuestiones como la lucha contra el terrorismo, la ciberseguridad y la buena gobernanza.


La ONU ha apoyado constantemente la labor de la Organización en Ucrania. Eso incluye su Misión Especial de Observación imparcial y desarmada en Ucrania, que se desplegó allí en 2014 a petición de Kyiv, y la participación de la OSCE en el Grupo de Contacto Trilateral, agrupación diplomática que incluye a Ucrania y a la Federación de Rusia.


DiCarlo advirtió al Consejo que la invasión de Ucrania por parte de Rusia corre el riesgo de desmantelar las medidas de fomento de la confianza, los tratados de control de armamentos y otros marcos que existen desde hace tiempo en Europa.


También presentó un informe al Consejo, el canclller polaco Zbigniew Rau, actual Presidente en ejercicio de la organización europea, quien dijo que las fuerzas militares rusas están atacando objetivos civiles en un esfuerzo por doblegar la voluntad de la población, golpeando escuelas y hospitales con armas prohibidas internacionalmente, calificando esos ataques de deplorables y sugiriendo que equivalen a "terrorismo de Estado".


En los días y semanas posteriores, dijo, algunos funcionarios rusos le han acusado de falta de imparcialidad.


Rau advirtió que cualquier parte que cometa o sea cómplice de crímenes de guerra deberá rendir cuentas, y agrego que "los autores serán juzgados por sus actos, pero nosotros seremos juzgados por la forma en que respondamos a estos horrores", instando a la comunidad internacional a no estar en silencio








logotipo.png
PrimaveraPor.webp