top of page
  • Laura Meléndez

Recordamos hoy a uno de los grandes cineastas que ha dado México: Ismael Rodriguez (video)


Ismael Rodríguez es uno de los cineastas mexicanos más importantes que tuvo México durante la llamada “época de oro”, y este 19 de octubre se cumple un aniversario más de su nacimiento.

 

Rodríguez Ruelas nació un 19 de octubre pero de 1917, en la Ciudad de México, y siendo un niño, se mudó con su familia a Estados Unidos, en donde siendo un adolescente de 12 años, comenzó a actuar en filmes experimentales en Los Ángeles.

 

En 1931 colaboró con sus hermanos mayores, Joselito y Roberto, quienes también eran cineastas, en proyectos entre los que destaca el primer sistema sonoro de México; además estudió y practicó fotografía en el laboratorio de Jorge Stahl, donde se convirtió en primer asistente de sonido mientras se desempeñaba como actor juvenil y anotador.

 

Al regresar a México, los hermanos trabajaron en la película “Santa”, de Antonio Moreno, en la que el joven Ismael hizo una pequeña aparición como extra. En 1935 realizó estudios de sonido y proyección que continuó al siguiente año en el Radio Institute of California, poco antes de crear el Sonido Photo Cell, con el cual sustituyó al Sistema Vitaphone en una cadena de teatros en México.

 

A los 19 años fue operador de sonido y obtuvo un premio por la mejor sonorización. Fue así que 4 años después, en asociación con sus hermanos, fundó Películas Rodríguez S.A., y al año siguiente, además de fungir como editor y asistente de dirección, escribió el guion de ¡Ay, Jalisco, no te rajes!, película dirigida por Joselito Rodríguez, siendo el primero de los 42 libretos que realizaría.

 

En 1942 produjo, escribió y dirigió ¡Qué lindo es Michoacán! , su primer largometraje que lo convirtió, a los 22 años, en el cineasta más joven del mundo. Al año siguiente realizó “Mexicanos al grito de guerra”, historia del himno nacional donde trabajó con Pedro Infante por primera vez, a la que le siguió “Escándalo de las estrellas” en 1944, donde Rodríguez se percató del gran potencial que tenía el actor, puliéndolo con el tiempo para otorgarle un protagónico que los ayudaría a escalar muy alto, “Los Tres García” y “Vuelven los García” en 1946.

 

Para 1947, junto con Blanca Estela Pavón, Pedro Infante y Evita Muñoz Chachita, realizó “Nosotros los Pobres”, cinta que lo consagraría tempranamente y que volvería ídolos a sus protagonistas, al crear una historia cargada de variedad de tonos que se desplaza entre lo atroz y lo tierno, dramatismo, comedia, violencia inusitada para la época, plagada de secuencias inverosímiles, pero con eficacia en sus resultados.

 

Con Infante realizó más de una docena de películas, que conformaron uno de los binomios director-actor más representativos del cine nacional, a nivel internacional, su producción de más renombre es “Tizoc: Amor indio”, la cual fue la última en la que lo dirigió a Pedro y co-protagonizada con María Félix. Por este papel, el actor ganó el Oso de Plata en el Festival Internacional de Cine de Berlín, mientras que este trabajo mereció un Globo de Oro a la Mejor Película de Lengua No Inglesa.

 

A su vez, Rodríguez dirigió a estrellas como Dolores del Río, John Carradine, Basil Rathbone e incluso a Toshirō Mifune, el actor favorito del director japonés Akira Kurosawa, como un indígena mexicano en la película Ánimas Trujano, en 1961, siendo nominada al Óscar como Mejor Película Extranjera.

 

Destacan también “Los Hermanos del Hierro”, también de ese año; “El niño y el muro”, de 1965; a partir de los años 70, su filmografía comenzó a cambiar con títulos y temáticas que contrastaban con la calidad que había definido su obra.

 

Dirigió cerca de un centenar de películas, entre las últimas figuran la trilogía 'Reclusorio', durante la década de los 90. Además de diversos reconocimientos nacionales e internacionales, recibió en 1983 la Medalla Salvador Toscano al Mérito Cinematográfico por parte de la Cineteca Nacional, varios Arieles de Oro, entre otros.

 

Ismael Rodríguez falleció el 8 de agosto de 2004, víctima de un problema cardio-respiratorio, dejando un legado que perdura hasta nuestros días con varios filmes clásicos del cine nacional.


logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page