top of page
  • bambarito59

Prisioneros palestinos denuncian torturas, incluidos ancianos, discapacitados y enfermos de Alzheimer


La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA), presentó un extenso informe que contiene bastantes denuncias en contra del Ejército de Israel, en donde inclusive hay referencias de abusos sexuales y maltrato psicológico.


El reporte contiene testimonios de varios detenidos que fueron posteriormente liberados, entre los que se encuentran miembros del personal de la ONU.


Según el documento, poco después de que las Fuerzas de Defensa de Israel lanzaran operativos terrestres en la Franja de Gaza a finales de octubre de 2023, empezaron a surgir informes de palestinos detenidos en el norte del enclave. La UNRWA empezó a registrar desde el 12 de

noviembre la detención de hombres y mujeres refugiados dentro de las instalaciones de la Agencia por parte del Ejército de Israel.


El informe apunta que, el 16 de diciembre, la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos informó de que había recibido "numerosas informaciones acerca de detenciones masivas, malos tratos y desapariciones forzadas de posiblemente miles de hombres y niños palestinos y un también un número de mujeres y niñas, a manos de las Fuerzas de Defensa israelíes".


Desde el 4 de abril de 2024, UNRWA ha documentado la liberación de mil 506 detenidos de Gaza por autoridades israelíes a través del paso fronterizo de Karem Abu Salem, entre ellos 43 niños y 84 mujeres. Entre los liberados había 23 de trabajadores de la agencia de la ONU y 16 familiares de su personal, así como 326 jornaleros gazatíes que trabajaban en Israel.


Los detenidos describieron haber sido transportados en camiones a lo que parecían ser grandes "barracones militares" que albergaban entre 100 y 120 personas cada uno y donde permanecían incomunicados en los periodos entre interrogatorios, a veces durante varias semanas.


Varios detenidos informaron de que estuvieron recluidos en los barracones del cuartel militar situado en Zikim (al norte de Erez), donde hay una base militar israelí. Otros denunciaron haber estado recluidos en lugares de los alrededores de Beer Sheva, identificando la base de Sde Teiman.


Todos declararon haber sido enviados varias veces a interrogatorios, con una entrevista final con el Shabak (agencia inteligencia interna israelí).


“Los prisioneros denunciaron malos tratos durante las distintas etapas de su detención. Entre los detenidos liberados había hombres y mujeres, niños, personas mayores, personas con discapacidad, heridos y enfermos, todos los cuales fueron sometidos a formas similares de malos tratos, según testimonios de primera mano recibidos por UNRWA.


El personal de la agencia en Karem Abu Salem fue testigo del trauma y malos tratos entre los detenidos liberados. En casi todos los casos, las ambulancias de la Media Luna Roja transportaron a personas (liberadas) desde del cruce a los hospitales locales debido a las lesiones o enfermedades”, se afirma en el informe.


Según las denuncias, los malos tratos se produjeron principalmente en los barracones y se intensificaron antes de las sesiones de interrogatorio. Estos incluían palizas mientras se les tumbaba en un colchón sobre escombros durante horas sin comida, agua o acceso a un retrete y con las piernas y las manos atadas con bridas de plástico.


“Algunos detenidos liberados, entre ellos un niño, presentaban heridas de mordeduras de perro”. Además, se amenazaba a los detenidos con un arresto prolongado, causarles lesiones o el asesinato de sus familiares si no proporcionaban la información solicitada.


Los detenidos también describieron que se les obligaba a sentarse de rodillas durante 12-16 horas al día en los barracones con los ojos vendados y las manos atadas. Se permitía dormir entre medianoche y las cuatro y las cinco de la mañana, con las luces encendidas y ventiladores que soplaban aire frío a pesar de las bajas temperaturas.


Las palizas incluían golpes contundentes en la cabeza, hombros, riñones, cuello, espalda y piernas con barras metálicas y culatas de pistolas y botas, que en algunos casos resultaban en costillas rotas, hombros dislocados y lesiones permanentes.


En la mayoría de los incidentes de detención denunciados, el Ejército israelí obligó a varones, incluidos niños, a desnudarse hasta la ropa interior. UNRWA también documentó al menos una ocasión en la que varones refugiados en una de sus instalaciones fueron obligados a desnudarse y fueron detenidos mientras estaban desnudos.


Tanto hombres como mujeres denunciaron amenazas e incidentes que pueden constituir violencia sexual y acoso por parte de las fuerzas israelíes durante la detención. Los hombres denunciaron de golpes en los genitales, y una detenida denunció que la obligaron a sentarse en una sonda eléctrica.


Las mujeres describieron haber estado expuestas a maltrato psicológico, incluidos insultos y amenazas, así como tocamientos indebidos durante los cacheos e intimidación y acoso mientras tenían los ojos vendados. Tanto a hombres como a mujeres se les obligó a desnudarse delante de soldados durante los cacheos y ser fotografiados y filmados desnudos.


UNRWA registró también casos de palestinos del personal de la agencia detenidos por las fuerzas israelíes, incluidos algunos arrestados durante el desempeño de sus funciones oficiales para la ONU, incluso mientras trabajaban en las instalaciones del propio organismo y en un caso durante una operación humanitaria.


Según los informes, el personal de la ONU fue incomunicado y sometidos a las mismas condiciones y malos tratos que a otros detenidos, tanto en Gaza como en Israel.


“También denunciaron haber sido objeto de amenazas y coacciones durante la detención, siendo presionados durante los interrogatorios para que confesaran por la fuerza contra la Agencia, incluyendo que el organismo tiene relaciones con Hamás y que el personal de la UNRWA participó en los atentados del 7 de octubre contra Israel”, señala el informe.


UNRWA ha elevado protestas oficiales a las autoridades israelíes por el trato recibido por los miembros de la Agencia mientras estaban en centros de detención israelíes, sin que haya recibido ninguna respuesta la fecha.


Este informe se basa en la información obtenida como resultado del papel de UNRWA en la coordinación de la ayuda humanitaria en el paso fronterizo de Karem Abu Salem entre Gaza e Israel, donde las Fuerzas de Defensa de Israel han estado liberando regularmente detenidos desde principios de noviembre de 2023 y en la información proporcionada a UNRWA de forma independiente y voluntaria por los palestinos liberados de la detención, incluidos hombres, mujeres, niños y miembros del personal de la UNRWA. (Naciones Unidas)


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page