Preocupan medidas de gobierno de El Salvador contra pandillas


La Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas mostró este martes su preocupación por las medidas introducidas en El Salvador como respuesta al aumento de asesinatos de las bandas.

De acuerdo con la portavoz del organismo, Liz Throsell, “reconocemos los desafíos que plantea la violencia de las pandillas en El Salvador y el deber del Estado de garantizar la seguridad y la justicia. Sin embargo, es imperativo que esto se haga respetando el derecho internacional de los derechos humanos”. Desde la adopción del estado de excepción el 27 de marzo en el país centroamericano, se han desplegado fuerzas policiales y militares, en dónde, al parecer, se ha recurrido a un uso innecesario y excesivo de la fuerza. Más de 5 mil 747 personas han sido detenidas sin orden de arresto, y algunas han sido sometidas a presuntos tratos crueles, inhumanos o degradantes. Además del estado de excepción, preocupan profundamente ciertas modificaciones del derecho penal, por su imposición de sentencias elevadas, incluso con respecto a los niños y porque debilita las garantías del debido proceso


El presidente de El Salvador, Nayib Bukele, advirtió a los integrantes de las pandillas que operan en ese país centroamericano que eliminará las comidas en las cárceles si los miembros de esas organizaciones desatan una ola de criminalidad contra la ciudadanía.


Durante un acto en la Academia Nacional de Seguridad Pública que compartió en su cuenta de Twitter, el mandatario afirmó que, ante los "rumores" de que los 'mareros' "quieren empezar a vengarse de gente honrada, al azar", los que se encuentran en prisión podrían quedarse sin su ración de alimentos.


"Hagan eso y no va a haber un tiempo de comida en las cárceles, a ver cuánto duran sus 'homeboys' allá adentro", advirtió.


logotipo.png
PrimaveraPor.webp