top of page
  • bambarito59

¿Por que algunos alimentos hacen que engordemos?



El metabolismo de cada uno de nosotros, es decir, el conjunto de reacciones bioquímicas y procesos físico-químicos que ocurren en una célula y en el organismo, depende de varios factores como el peso, la altura, el sexo y la edad de las personas, variables que a la vez influyen en la cantidad de músculo que tenga nuestro cuerpo.


En tanto, los músculos son órganos calientes que requieren más energía y hacen que el metabolismo basal sea más alto, por lo tanto un cuerpo con mayor porcentaje de masa muscular en relación con la cantidad de grasa que tiene quema más calorías sin moverse que un cuerpo más flácido, que tiene más grasa y/o menos masa muscular.


Esto explica por qué a las mujeres les cuesta más bajar de peso que a los hombres. A diferencia de los hombres ellas acumulan grasa extra en las caderas y cintura que está destinada a funcionar como fuente de energía para el bebé durante el embarazo, mientras que al tener una mayor proporción de grasa que de músculo, su metabolismo es más lento y queman menos calorías.


Un hombre de complexión media gasta entre 1450 y 1700 calorías diarias para que su corazón continúe bombeando sangre, los pulmones respiren y la digestión se lleve a cabo, si realiza una actividad moderada, consume cerca de 2 mil 750 calorías diarias, y como las mujeres suelen tener mayor cantidad de grasa para guardar calor y pesan menos que los hombres, consumen menos energía por lo que su gasto energético diario es de alrededor de 2 mil calorías.


Las personas activas suelen conservarse delgadas porque queman más energía que las inactivas, y cualquier excedente de energía se convierte en grasa que almacena el cuerpo; de continuar ese proceso, degenera en obesidad.


Las principales fuentes de alimentos energéticos son las grasas, las cuales proporcionan 9 calorías por gramo, en comparación con las 4 por gramo de los carbohidratos y las proteínas; no obstante si se eliminan por completo las grasas de la dieta, existe el riesgo de no consumir vitaminas, especialmente las A, D y E que sólo se obtienen de las grasas.


Las proteínas de alimentos como carne, huevos y queso proporcionan la materia prima que el cuerpo necesita para crecer y reparar los tejidos gastados.


Uno de nuestros grandes problemas a la hora de evitar el sobrepeso es que el cuerpo va perdiendo naturalmente músculo a medida que envejecemos, debido a que con la edad crecen los depósitos de grasa; menos músculo y más grasa equivale a un metabolismo menos activo y a un menor gasto de calorías.


El cuerpo guarda un estado de continua renovación, integrándose y desintegrándose sin fin; si somos sedentarios, nuestro cuerpo empieza silenciosamente a quemar cada vez menos calorías, por esta razón, aun cuando no aumentamos la cantidad de comida que incorporamos, engordamos casi sin darnos cuenta, y esto empeora si vamos agregando cositas a nuestra alimentación cotidiana.


Mantener el peso correcto depende de no comer demasiados alimentos cuyo contenido calórico sea desproporcionadamente alto, es decir, los alimentos que nos engorden, así como de mantener una actividad física constante y tener buenos hábitos de vida.


Comentarios

Obtuvo 0 de 5 estrellas.
Aún no hay calificaciones

Agrega una calificación
logotipo.png
lgbtttiq.jpg
bottom of page