Nuevo llamado del papa a frenar la guerra


El papa Francisco exigió este domingo que se detenga "la masacre" que ocurre en Ucrania a raíz del ataque bélico de Rusia y la consideró "una inaceptable agresión armada".


Luego del rezo del Ángelus dominical ante la plaza de San Pedro del Vaticano, el pontífice aseveró que "ante la barbarie de la matanza de niños, inocentes y civiles indefensos, no hay razones estratégicas que valgan: lo único que hay que hacer es poner fin a la inaceptable agresión armada, antes de que reduzca las ciudades a cementerios".


"Hermanos y hermanas, acabamos de rezar a la virgen María. Esta semana la ciudad que lleva su nombre, Mariúpol, se ha convertido en una ciudad mártir de una dura guerra que devasta Ucrania", afirmó el pontífice a los fieles desde la ventana del Palacio Apostólico

El vicario de Cristo expresó que "en nombre de Dios, que se escuchen los gritos de los que sufren y que cesen los bombardeos y los ataques. Que haya un enfoque real y decisivo en la negociación, y que los corredores humanitarios sean efectivos y seguros. En nombre de Dios, les pido: ¡detengan esta masacre!".


Asimismo, renovó una vez más, su llamamiento a la acogida de los numerosos refugiados, "en los que Cristo está presente", y dio gracias por la gran red de solidaridad que se ha formado.

logotipo.png
verano.jpg