Nuevo grupo en el Senado: ni gavilla ni extorsionadores


Un puñado de senadores y senadoras dijo hoy en un comunicado que han constituido un grupo plural e independiente, ejerciendo, dicen, sus derechos humanos más elementales a la libre de opinión y asociación, para tratar asuntos políticos.


En el texto, aseguran que no son ni grupo de choque, ni gavilla de extorsionadores, ni frente contra nadie. Tampoco tienen dueños, ni jefes, y que no se unen para insultar a nadie, por lo que fracasarán quienes los quieran usar para sus rencillas o aspiraciones personales.


Los legisladores, Gustavo Madero, Emilio Álvarez Icaza, Alejandra León Gastélum, Nancy de la Sierra, y Germán Martínez, apuntan que quieren paz y tranquilidad para los mexicanos, no más odios, calumnias, ni difamaciones, además de una reconciliación nacional sin extremos ni exclusiones, entre quienes viven con privilegios y quienes no tienen las mínimas oportunidades de desarrollo.


Asimismo, dicen soñar con una democracia que no sólo reparta poder, sino oportunidades de tener y saber de manera justa. Creen además en la salud pública, la escuela pública, la inversión pública, sin pelearse con la salud privada, la escuela y la inversión privadas.


Este grupo plural apoya la libertad de prensa y de expresión y dice que uno de los mayores problemas de la comunicación que tiene el país, es que no nos escuchamos para entender al otro, sino solo para contestar.


Los 5 legisladores ofrecen estar dispuestos a hablar con todos y de todo y quieren fuerzas armadas comprometidas con los Derechos Humanos, así como democracia electoral en los cuarteles, además de una Comisión Nacional de los Derechos Humanos eficiente.


Sobre las Iniciativas del Presidente, dicen que no las verán con filias partidistas ni fobias inútiles y de ocasión, sino que la voz del presidente no encontrará en el grupo ni un desprecio por desdén, ni un “sí señor” y amén.


Finalmente, instan a los Coordinadores de todos los Grupos Parlamentarios, que los apoyen en la formalización del grupo., pues además, no van por canonjías, viajes o viáticos, sino por responsabilidades.