top of page
  • Laura Meléndez

Hace ya 132 años que se creó el baloncesto



La fecha quedan los historiadores es la de un día como este, 15 de diciembre, pero del año 1891, fue cuando el profesor de educación física, James Naismoth concibió el juego del basquetbol


Naismith nació en Almonte, Canadá el 6 de noviembre de 1861, y murió en Lawrence, Estados Unidos el 28 de noviembre de 1939. Fue profesor de educación física, entrenador y capellán castrense, además de inventor del baloncesto en 1891.


También se le atribuye el uso del primer casco de fútbol americano.


Además de ir al colegio y ayudar a su tío en la granja, su ocio infantil se dedicó a los juegos habituales de la época. Uno de sus favoritos, el llamado Duck on a Rock, aunaba puntería, velocidad, fomentaba la colaboración entre los miembros de un equipo y evitaba la violencia derivada de patadas, placajes y puñetazos que se producían en otros.


El objetivo del juego consistía en derribar una pequeña piedra, llamada duck o drake, situada sobre otra más grande o sobre un tocón a poca distancia del suelo.


Un jugador, llamado guardián se hallaba al lado del objetivo y era el responsable de la piedra que debía ser derribada. El resto de los jugadores se alineaba a una distancia de 5 metros y arrojaba sus piedras, de uno en uno, intentando tumbar la del guardián.


Si un jugador lograba el objetivo, el guardián, antes de poder apresar a nadie, debía recuperar su piedra y colocarla encima de la plataforma, lo que concedía un tiempo al resto de jugadores para poder recoger sus piedras y volver a su línea de lanzamiento.


Las características de este juego infantil influyeron en Naismith a la hora de configurar las reglas del baloncesto.

El baloncesto nació como una respuesta a la necesidad de tener una actividad deportiva durante el invierno en la escuela de YMCA en Massachusetts.


A Naismith profesor de la Universidad de Illinois, le fue encargada la misión en 1891 de idear un deporte que se pudiera jugar bajo techo, pues los inviernos en esa zona dificultaban la realización de alguna actividad al aire libre, y analizó las actividades deportivas que se practicaban en la época, cuya característica predominante era la fuerza o el contacto físico, y pensó en algo suficientemente activo, que requiriese más destreza que fuerza y que no tuviese mucho contacto físico.


Naismith pidió al encargado del colegio unas cajas de 50 centímetros de longitud pero le dieron unas canastas de melocotones, que colgó en las barandillas de la galería superior que rodeaba el gimnasio a una altura determinada.


James diseñó un conjunto de reglas para este deporte que implicaban que el balón puede ser lanzado en cualquier dirección con una o ambas manos, golpeado en cualquier dirección pero nunca con el puño, un jugador no puede correr con el balón, el balón debe ser sujetado con o entre las manos, los brazos o el cuerpo no pueden usarse para sujetarlo, no se permite cargar con el hombro, agarrar, empujar, golpear o zancadillear a un oponente, y si un equipo hace tres faltas consecutivas, se contaría un punto para sus contrarios.


Además, los puntos se conseguirán cuando el balón cae dentro de la canasta y se queda allí, y el tiempo será de dos mitades de 15 minutos con un descanso de 5 minutos entre ambas.


Naismith se naturalizó estadounidense en 1925 y murió en 1940 a causa de una hemorragia cerebral .


Las contribuciones de Naismith al baloncesto le valieron numerosos homenajes póstumos, como pertenecer al Salón de la Fama del baloncesto canadiense, al Salón de la Fama olímpico canadiense, al de deportes canadiense, al de leyendas del deporte de Ontario, al de deportes de Ottawa, al de deporte de la Universidad McGill, al de deportes del Estado de Kansas y al Salón de la Fama de la FIBA.


El Naismith Memorial Basketball Hall of Fame de Springfield se llama así en su honor.

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page