top of page
  • Laura Meléndez

Hace 27 años fue inaugurada la autopista más larga en el mundo bajo el mar


La ingeniería más avanzada de fines del siglo XX se reflejó entre otras obras en el Aqualine Bahía de Tokio, un túnel-puente que unió 2 zonas de la bahía de Tokio, la autopista bajo el mar más larga del mundo, inaugurada un 18 de diciembre pero de 1996.

 

Por mucho tiempo lo único que podía hacer el ser humano para cruzar las aguas y unir 2 puntos de tierra era un puente, grande, largo o corto, todo se limitaba a construir un puente, pero en la medida en que apareció la tecnología la imaginación comenzó a volar y los puentes se convirtieron en brazos larguísimos, majestuosos, hasta que un buen día la necesidad llevo al puente a desaparecer bajo las mismas aguas que pretendían cruzar.

 

Nacieron así las autopistas submarinas y el cruce del Canal de la Mancha, por ejemplo, dejo de separar las islas británicas del continente. Japón siguió el camino.

 

La vía Aqualine Bahía de Tokio, consiste en un túnel submarino que transita por debajo de la bahía de Tokio y un puente, que une Kawasaki, en la Prefectura de Kanagawa con Kisarazu, en la Prefectura de Chiba, al extremo opuesto de la bahía de Tokio. Tiene una longitud total de 15,1 kilómetros que se dividen en dos tercios de túnel submarino y un tercio de puente. Su construcción costó 11 mil 077 millones de dólares y fue inaugurado el 18 de diciembre de 1997.  La construcción de la Aqualine inició en 1989 tras 20 años de investigaciones y duró 9 años

 

En la unión entre el túnel submarino y el puente existe una isla artificial llamada Umihotaru, que es un estadero y mirador desde donde se observa la bahía de Tokio y las ciudades que están a orillas de esa bahía, como Tokio, Yokohama, Kawasaki y Chiba, e incluso, en días despejados y con buena visibilidad, se pueden observar el monte Fuji y el monte Tsukuba.

 

El recorrido alternativo tiene una longitud de 100 kilómetros y hay que atravesar el centro del Tokio metropolitano, de modo que la Aqualine también sirve para descongestionar el tráfico en la gran red viaria metropolitana.

 

Se trata del túnel de escudo subacuático para el tráfico de vehículos de motor con mayor diámetro del mundo. La sección transversal tiene un diámetro de 13,9 metros hasta la parte exterior del revestimiento de dovelas, mientras que el diámetro interno de 11,9 metros permite disponer dos carriles de circulación en cada sentido.

 

El volumen de tráfico de embarcaciones en la Bahía de Tokio es muy elevado, por lo que la necesidad de disponer de suficientes vías de navegación, sumada a otros factores, obligó a construir los primeros 10 kilómetros de la Aqualine a partir de Kawasaki en forma de túnel submarino. Los cinco kilómetros restantes hasta Kisarazu se realizaron en forma de puente.

 

El aire es suministrado al túnel a través de una torre del viento, construida en su centro, utiliza como fuente de energía el viento casi constante que sopla la bahía.

 

La Aqualine Bahía de Tokio contó además con otra isla artificial que es un respiradero del túnel submarino, y es conocida con el nombre de La torre del viento.

logotipo.png
moño negro 1.jpg
bottom of page