top of page
  • Laura Meléndez

Hace 117 años se logró la primera transmisión de radio


Uno de los grandes momentos de la historia en materia de comunicación se vivió un 24 de diciembre de 1906 el profesor canadiense Reginald Aubrey Fessenden realiza la primera emisión radiofónica, en la que se escucha su voz y la música de Haendel en los barcos que navegan cerca de la isla de terranova.


Reginald Aubrey Fessenden nació el 6 de octubre de 1866 y fue un inventor canadiense reconocido por sus trabajos en las primeras épocas de la radio, incluyendo el uso de ondas continuas y la temprana, y posiblemente primera radiotransmisión de voz y música. A lo largo de su carrera, recibió cientos de patentes por dispositivos en campos como la transmisión de alta potencia, sonar y televisión.


A finales de 1886, Fessenden comenzó a trabajar para Thomas Alva Edison en el laboratorio de West Orange, New Jersey, logrando rápidamente avancese en el diseño de receptores. De 1890 a 1900, trabajó en varias fábricas y en 1892 era profesor de ingeniería eléctrica en la Universidad Purdue para luego convertirse en jefe del departamento de ingeniería eléctrica de la Universidad de Pittsburgh en 1893.


En 1900 Fessenden dejó la University of Pittsburgh para trabajar para el  Servicio Meteorológico de Estados Unidos con el objetivo de utilizar una red de estaciones costeras para transmitir información del clima, y evitar el uso de las líneas telegráficas existentes. El contrato le daba al Meteorológico acceso a cualquier dispositivo que inventara Fessenden, pero él podría retener la propiedad de sus invenciones.


Fessenden logró grandes avances especialmente en el diseño del receptor mientras trabajaba en la recepción de señales de audio, y sus primeros éxitos se debieron al detector barretter, seguido de la invención del detector electrolítico que consistía en un pequeño alambre sumergido en ácido nítrico,que durante los próximos años establecería el estándar en la sensibilidad en la recepción de ondas de radio.


Mientras su trabajo progresaba, Fessenden desarrolló el principio según el cual combinando dos señales se produce un tercer tono audible. Sin embargo la recepción utilizando este principio no sería práctica hasta una década más tarde ya que requería de medios para producir una señal local estable, algo que solo sería posible hasta la invención de la válvula electrónica y su utilización como oscilador.


El trabajo inicial tuvo lugar en Cobb Island, Maryland. Mientras experimentaba con un transmisor de chispa de alta frecuencia, Fessenden transmitió exitosamente la voz humana el 23 de diciembre de 1900 sobre una distancia de aproximadamente 1.6 kilómetros en lo que parece ser la primera radiotransmisión de audio, pero la calidad del sonido era tan mala y estaba tan distorsionado que no resultaba comercialmente práctico.


Mientras la experimentación continuaba, se fueron construyendo nuevas estaciones sobre la costa Atlántica en North Carolina y Virginia. Sin embargo en el medio de prometedores avances, se generaron disputas entre Fessenden y el Servicio, y su trabajo para el Servicio terminó en agosto de 1902.


En este punto, dos acaudalados hombres de negocios de Pittsburgh, Pennsylvania, Hay Walker Jr. y Thomas H. Given, financiaron la creación de National Electric Signaling Company para continuar con las investigaciones de Fessenden, incluyendo el desarrollo de un transmisor de chispa rotativa de alta potencia para servicios de radiotelegrafía de larga distancia, y un transmisor de menor potencia de onda continua utilizando un alternador de alta frecuencia, que podría ser utilizado tanto para transmisiones telegráficas como de audio por amplitud modulada. Brant Rock, Massachusetts, se convirtió en el centro de operaciones para la nueva compañía.


Fessenden firmó un contrato con General Electric para ayudar en el diseño de una serie de transmisores-alternadores de alta frecuencia. El pedido de Fessenden de un alternador más rápido y poderoso fue asignado a Ernst Alexanderson, quien entregó en agosto de 1906 un modelo mejorado que operaba a una frecuencia de transmisión de aproximadamente 50 kilohertz aunque con mucho menos potencia que los transmisores de chispa rotativa de Fessenden.


El 21 de diciembre de 1906, Fessenden realizó una extensa demostración del nuevo transmisor-alternador en Brant Rock, mostrando su utilidad en enlaces punto a punto de telefonía, incluyendo la interconexión de sus estaciones a la red telefónica, y en la noche del 24 de diciembre de 1906, utilizó su transmisor-alternador de Brant Rock para emitir a su audiencia, un corto programa de audio, incluyendo un saludo de Navidad, la canción O Holy Night tocada por el mismo en su violín, y la lectura del pasaje Lucas, capítulo 2, de la Biblia.


Su audiencia, con quienes previamente había combinado en quedar a la escucha utilizando código Morse, eran un número desconocido de operadores de radio a bordo de barcos a lo largo de la costa Atlántica de los Estados Unidos. 


Todo un hecho que para muchos pasaría desapercibido...

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page