top of page
  • bambarito59

Frontera sur de Estados Unidos, "rota desde hace tiempo", acepta Biden



El presidente Joe Biden, aceptó que la seguridad en la frontera sur de su país con México, es vulnerable desde hace tiempo.


"Durante demasiado tiempo la frontera ha estado rota, todos los sabemos", reconoció el jefe del ejecutivo federal este 26 de enero en el pronunciamiento. difundido por la Casa Blanca, a propósito de la negociación con legisladores republicanos para aprobar un paquete con más fondos destinados a atajar la crisis.


Quien empuja a que no haya acuerdo es el expresidente Donald Trump, quien piensa explotar el problema migratorio en una eventual campaña presidencial, a costillas de la seguridad fronteriza.


Los comentarios de Biden se producen mientras la Casa Blanca ha criticado a los republicanos de la Cámara de Representantes y al expresidente Trump por "entorpecer" las negociaciones en el Senado.


La postura asumida por Biden cancha de alguna manera su discurso, en el que ha criticado a los legisladores republicanos por hacer excesivo foco en la seguridad de la frontera con México.


El comunicado incluye la propuesta de enviar 1.300 agentes de la Patrulla Fronteriza adicionales, 375 jueces de inmigración, 1.600 oficiales de asilo y más de 100 máquinas de inspección de última generación para ayudar a detectar y detener el tráfico dentanilo en la frontera.


El presidente de la Cámara baja, el republicano Mike Johnson, envió una carta este al Senado estadounidense en la que advirtió a los senadores que el acuerdo fronterizo que negocian podría "estar muerto" al llegar a la Cámara Alta.


Dijo que la Ley de Protección Fronteriza, para resolver el "desastre fronterizo", fue enviada al Senado hace 9 meses, y en ella se destaca la continuación de la construcción de un muro fronterizo con México, el fin de la política de "captura y liberación" de los inmigrantes irregulares y reformas a los sistemas de asilo y libertad condicional


Biden ha ofrecido que "lo que se ha negociado sería, si se convierte en ley, el conjunto de reformas más duras y justas para asegurar la frontera que jamás hayamos tenido en nuestro país. Me daría, como presidente, una nueva autoridad de emergencia para cerrar la frontera cuando se vea abrumada. Y si tuviera esa autoridad, la usaría el día que firme el proyecto de ley".


Mientras tanto, la canciller de México, Alicia Bárcena, defendió la postura de su país en la gestión de la crisis migratoria en la frontera con Estados Unidos, y dijo que la responsabilidad no puede imputarse sólo a las autoridades mexicanas.


Entrevistada por la cadena de televisión pública estadounidense PBS, Bárcena afirmó que a pesar de que México ha aplicado mucho más la ley para "reducir la presión" en la frontera norte, es preciso cambiar la retórica, impulsada principalmente por políticos republicanos, de endurecer las restricciones de acceso y asilo en la Unión Americana.


De acuerdo con Bárcena, "si se cierran las fronteras, como ocurrió en diciembre, el daño no es sólo para México. También lo será para Estados Unidos", añadiendo que los 2 países deben asociarse y ponerse de acuerdo sobre cómo abordar la migración, que no está formada en su mayoría por mexicanos, sino por personas de otros países de la región.


Bárcena apuntó que "acordamos que íbamos a hacer una repatriación a los países de origen", esa es la medida principal que hemos estado tomando y que ha funcionado bastante bien".


Habló sobre la accion de México ante la crisis del tráfico de fentanilo, y aseguró que mientras su país controla la entrada de fármacos, Estados Unidos debe trabajar en controlar los problemas de adicción.


logotipo.png
moño negro 1.jpg
bottom of page