Djokovic agradece apoyo de fans: gobierno australiano dice que ”puede irse cuando quiera”


El tenista serbio Novak Djokovic permanece alojado en un hotel del aeropuerto de Melbourne en Australia, y ya dio signos de vida con un mensaje, luego de que le fue cancelada la visa de entrada en el país por no estar vacunado contra el coronavirus.


El balcánico ha expresado en su cuenta de Instagram que "gracias a la gente de todo el mundo por su apoyo continuo. Puedo sentirlo y lo aprecio mucho", luego de que las autoridades migratorias australianas le prohibieron ingresar al país para participar en el Open de Australia, ya que "no había presentado las pruebas apropiadas para cumplir los requisitos de entrada". La visa que presentó no permite las exenciones médicas.


Ante las protestas surgida en Serbia, cuyas autoridades buscan capitalizar políticamente la situación, la ministra australiana de Interior, Karen Andrews, dijo que el tenista número uno del mundo es libre de salir del hotel de Melbourne donde está recluido desde el jueves, para retornar cuando quiera a su país de origen


Djokovic, está recluido en un hotel gestionado por autoridades migratorias a la espera de que la justicia australiana decida el lunes venidero sobre su deportación.


Andrews dijo en entrevista con la cadena pública australiana ABC, que "el señor Djokovic no está cautivo en Australia: es libre de salir en cualquier momento en que decida hacerlo y la Fuerza de Fronteras, seguro, se lo facilitará", esto después de que la cancillería de Serbia presentara una protesta ante el embajador de Australia en Serbia, por lo que califican de "trato indecente" que recibe Novak en Melbourne.


El gobierno de Serbia dice que espera de Emery "esfuerzo personal" para que Djokovic obtenga un alojamiento adecuado mientras espera la decisión del tribunal, al tiempo que la ministra australiana de Interior aclaró que la revocación del visado se tomó porque cuando llegó al país Djokovic no tenía las evidencias suficientes para demostrar que cumple los requisitos impuestos en Australia por la pandemia.


La vacuna es obligatoria para entrar en Australia, pero hay exenciones temporales para personas que tienen "una condición médica grave", que no pueden ser vacunadas por haber contraído la covid-19 en los 6 meses anteriores o han tenido reacción adversa al fármaco, entre otras razones.


El Open de Australia arranca el 17 de enero.





logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg