top of page
  • bambarito59

Demandan sobrevivientes del ataque al festival Supernova a fuerzas de seguridad de Israel por negligencia


El diario The Times of Israel informa que un grupo de supervivientes del brutal ataque perpetrado por Hamás contra el festival de música Supernova el pasado 7 de octubre, demandó a las fuerzas de seguridad israelíes por posible negligencia, argumentando que la tragedia pudo evitarse.


Son 42 los demandantes quienes presentaron una querella por unos 56 millones de dólares ante el Tribunal de Distrito de Tel Aviv contra el servicio de inteligencia y seguridad Shin Bet, las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), la Policía de Israel y el Ministerio de Defensa


Acusa a estas dependencias, asegurando múltiples casos en los que incumplieron sus obligaciones.


El texto judicial de la denuncia expone que "una sola llamada telefónica de los oficiales de las FDI al comandante responsable de la fiesta para dispersarla inmediatamente en vista del peligro previsto habría salvado vidas y evitado las lesiones físicas y mentales de cientos de asistentes a la fiesta".


Por ello, afirma que "la negligencia y el grave descuido son increíbles", y el dolor y sufrimiento, la pérdida de los placeres de la vida e ingresos, así como los gastos médicos son algunas de las reclamaciones incluidas en la demanda.


Asimismo, el documentocita informes posteriores a la masacre, según los cuales altos mandos de la División de Gaza habían expresado su preocupación por la celebración del evento.


Además, el comandante de Shin Bet, Ronen Bar, presuntamente envió un equipo de operaciones especiales a la frontera la noche previa al ataque.


Los supervivientes denuncian que, a pesar del temor entre los oficiales de seguridad de que pudieran producirse intentos de captura de soldados y civiles, no se dio ninguna orden inmediata de dispersar el evento.


De paso, aseguran que solo había 27 agentes de Policía en la fiesta y que la mayoría de ellos no llevaba armas largas como se exige cuando se encuentran cerca de la frontera.


Lo cierto es que el brutal ataque de Hamás tomó por sorpresa un aparato de seguridad que se creía era de los menores del mundo


logotipo.png
moño negro 1.jpg
bottom of page