Ahora el problema es que le crean: llama Putin a sus vecinos a normalizar relaciones


Luego de llevar a cabo la invasión de Ucrania, operativo militar que no se limitó a las regiones pro rusas de Lugansk y Donestk, sino que abarca casi todo el territorio de ucraniano, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró que no tiene relaciones hostiles hacia sus vecinos.


Drante su teleconferencia con motivo del izamiento de la bandera en el buque transbordador Marshal Rokossovski, Putin dijo que quería subrayar de nuevo que "no tenemos ningunas intenciones inamistosas hacia nuestros vecinos", y apuntó que "me gustaría aconsejarles no exacerbar la situación, no imponer ningunas restricciones".


Señaló que su país cumple con todas sus obligaciones y seguirá cumpliéndolas en el futuro, por lo que “no vemos ninguna necesidad de exacerbar la situación ni empeorar nuestras relaciones. Todas nuestras acciones, si surgen, surgen solamente en respuesta a algunas acciones inamistosas en contra de la Federación de Rusia".


Luego de 10 días de bombardeos y ocupación del territorio de uno de sus vecinos, Putin añadió que creía que “todos debemos pensar en normalizar las relaciones", llamando a la comunidad internacional a colaborar y desarrollar las relaciones entre los países con normalidad.


Ahora el problema es de confianza, y por el momento, Europa ya no confía en el presidente de Rusia.




logotipo.png
PrimaveraPor.webp