top of page
  • bambarito59

Acerca de la enfermedad de Crohn: síntomas y causas


La enfermedad de Crohn es una condición crónica que causa inflamación del tracto gastrointestinal.


"La enfermedad de Crohn es una afección en la que las personas que son genéticamente susceptibles desarrollan inflamación en el tracto gastrointestinal desde la boca del estómago hasta el ano", indica la Dra. Kerri Glassner, gastroenteróloga del Hospital Houston Methodist.


“La enfermedad de Crohn puede afectar el colon, el intestino delgado o incluso la zona perianal, el esófago, el estómago y la boca”, asegura


La inflamación crónica en la enfermedad de Crohn puede causar estenosis, un estrechamiento o bloqueo en los intestinos llamado enfermedad estenosante. También puede causar conexiones anormales del intestino a otra área, como la piel, la vejiga, la vagina u otra porción del intestino, llamadas fístulas o enfermedad fistulizante.


Una persona con la enfermedad de Crohn no experimenta los mismos síntomas todo el tiempo. Habrá períodos sin síntomas y períodos con síntomas. Las personas pueden pasar semanas, meses o años sin experimentar un brote. Es difícil predecir cuándo una persona experimentará síntomas o por qué.


Los síntomas pueden incluir

• Diarrea

• Dolor abdominal

• Fiebre

• Sangre en las heces

• Fatiga

• Sentirse hinchado

• Pérdida de apetito

• Úlceras de boca

• Vómitos

• Urgencia para defecar

• Pérdida de peso

"Los síntomas de la enfermedad de Crohn varían según el tipo", especifica la Dra. Glassner.


"Por ejemplo, con la enfermedad de Crohn estenosante, pueden presentarse síntomas de obstrucción como dolor abdominal e hinchazón, náuseas y vómitos después de comer. Las personas con enfermedad inflamatoria que afecta el recto y el colon pueden tener heces con sangre, urgencia y diarrea".


Para las personas que viven con la enfermedad de Crohn, es posible que tengan síntomas o condiciones que ocurren fuera del tracto GI, llamadas manifestaciones extraintestinales.


La enfermedad de Crohn tiene varios subtipos que reciben el nombre de las áreas afectadas del tracto GI. La ileocolitis, que afecta tanto al intestino delgado como al intestino grueso es la más común.


Otros tipos incluyen:

• Ileal: con hinchazón e inflamación en el intestino delgado.

• Gastrointestinal superior: inflamación afecta el estómago el intestino delgado superior

• Colónico: inflamación afecta solo al intestino grueso


Las causas de la enfermedad de Crohn no se pueden atribuir a un solo problema. Puede haber un componente genético, pero esa es solo una explicación parcial.


"Para la Dra. Glassner, gastroenteróloga del Hospital Houston Methodist. "Los factores ambientales, como la dieta, la exposición a los antibióticos y otras toxinas, como fumar, pueden provocar cambios en la forma en que interactúan el sistema inmunitario y los microbios que viven en el intestino".


Las condiciones autoinmunes, en las que las defensas del sistema inmunitario atacan las células sanas del tracto GI, pueden ser un factor. Además, hábitos como fumar pueden casi duplicar las posibilidades de que una persona desarrolle la enfermedad de Crohn.


Por lo general, comenta la Dra. Glassner que los pacientes hacen una cita con un gastroenterólogo cuando tienen síntomas como diarrea, necesidad de ir al baño con urgencia, sangre en las heces, dolor abdominal y pérdida de peso.


Pero para ser diagnosticado con la enfermedad de Crohn, tu gastroenterólogo deberá realizar pruebas como una colonoscopia o una endoscopia digestiva alta con biopsia. Otras pruebas que también pueden ser útiles para diagnosticar la enfermedad de Crohn, son:


• Calprotectina fecal, una prueba de heces que evalúa la inflamación

• Enterografía por RM/TC

• Ecografía intestinal y videocápsula endoscópica


"El tejido obtenido mediante colonoscopia, enteroscopia del intestino delgado o endoscopia superior es necesario para establecer el diagnóstico", señala la Dra. Glassner.


"Afortunadamente, existen numerosas opciones disponibles para el tratamiento de la enfermedad de Crohn", asegura la Dra. Glassner.


Los tratamientos para la enfermedad de Crohn pueden variar desde períodos de reposo intestinal hasta cirugía. Tu gastroenterólogo sugerirá tratamientos basados en las áreas afectadas del tracto gastrointestinal y la condición actual de la persona.


Los tratamientos pueden incluir:


• Moduladores inmunitarios, como azatioprina o 6-MP, medicamentos que pueden reducir la inflamación al suprimir un sistema inmunitario hiperactivo.

• Medicamentos biológicos, como infliximab, adalimumab, certolizumab, vedolizumab, ustekinumab y rizankizumab, medicamentos que utilizan anticuerpos monoclonales para suprimir la respuesta inmunitaria.

• Nuevos y prometedores tratamientos continúan ingresando al mercado para tratar la enfermedad de Crohn.


Además de cualquier tratamiento, la Dra. Glassner, gastroenteróloga del Hospital Houston Methodist enfatiza que es muy importante que las personas con enfermedad de Crohn u otros tipos de EII, incluida la colitis ulcerosa, trabajen en su salud general.


Eso incluye dieta, ejercicio, manejo del estrés y dormir lo suficiente.


Habla con tu médico general si experimentas sangre en las heces o cualquiera de los otros síntomas de la enfermedad de Crohn para que te evalúen. Obtener un diagnóstico significa que puedes comenzar el tratamiento antes, lo que puede brindarte alivio.


"Si no se trata, la enfermedad de Crohn puede conducir a un mayor riesgo de cáncer colorrectal y de intestino delgado, desnutrición, riesgo de cirugía y resecciones intestinales, hospitalización e infecciones", concluye la Dra. Glassner, gastroenteróloga del Hospital Houston Methodist.


logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page