top of page
  • bambarito59

Una negacionista, próxima vicepresidenta de Argentina



La última dictadura militar en Argentina cayó en 1983, y por primera ocasión desde aquellos días, se suma al gobierno una vicepresidenta que niega el número de víctimas que dejó el régimen castrense.


Es Victoria Villarruel, una seguidores de Milei, quien insulta a los organismos de derechos humanos y defiende a aquellos que cometieron crímenes de lesa humanidad como secuestros, torturas,

desapariciones, asesinatos y robo de niños.


Villarruel es una abogada de 48 años de edad, que inició su carrera política en 2021, cuando ella y Javier Milei fueron electos como diputados. Par de añosas tarde, son la futura cabeza del gobierno ultraderechista.


Su ascenso se ha sustentado en su forma de minimizar los delitos de la dictadura, te da vez que procede de una familia de militares. De hecho, por sus antecedentes, Milei


Victoria es hija de Eduardo Villarruel, militar veterano de la Guerra de Malvinas que, llegada la democracia, participó en sublevaciones militares y fue detenido por negarse a jurar la Constitución.


Su tío es otro militar, Ernesto Guillermo Villarruel, procesado por crímenes de lesa humanidad, prófugo y detenido en 2015, cuando fue a votar. Un diagnóstico de Alzheimer lo salvó de una condena.


A principios de los años 2000, Victoria abogada comenzó a militar para imponer la idea de que en los años 70, se dió en Argentina hubo una guerra en la que los militares y las guerrillas se enfrentaron en condiciones de igualdad.


En sus primeros años como activista, Villarruel comenzó a visitar a represores, como el dictador Jorge Rafael Videla, kisrificsndose años después con el pretexto de que había hablado con ellos para escribir libros.


"Los llaman jóvenes idealistas" y "Los otros muertos. Las víctimas civiles del terrorismo guerrillero de los años 70", son los títulos que publicó para criticar que se haya condenado a los militares y no a los guerrilleros. En esos textos también negó que la dictadura haya ejercido el terrorismo de Estado.


Durante la campaña, Villarruel sigo defendiendo a los represores e

insistió en que se había instalado la idea de víctimas de primera (las de los represores) y de segunda importancia (las de las guerrilas).


Además de negar el número de 30 mil desaparecidos que registran organismos de derechos humanos, Villarruel aseguró que en estos 40 años de democracia se había mentido para imponer el relato de la izquierda.


Fue más lejos y propuso que en la exESMA, que fue uno de los centros clandestinos de detención de América Latina, se creara un parque que todos lo pudieran "disfrutar".


Esa es la próxima vicepresidenta de Argentina

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page