top of page
  • Laura Meléndez

Seis zonas arqueológicas se suman al Promeza


Seis sitios arqueológicos: Balamkú, Xpujil, Becán y Hormiguero, en Campeche; Mayapán, en Yucatán, y Chakanbakán, en Quintana Roo, serán incorporados al Programa de Mejoramiento de Zonas Arqueológicas (Promeza) que lleva a cabo el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), institución de la Secretaría de Cultura federal, para impulsar la investigación y favorecer las condiciones de visita a estos espacios patrimoniales.


Así lo anunció el director general del INAH, Diego Prieto Hernández, durante la inauguración del nuevo Museo de Sitio de la Zona Arqueológica de Edzná (Mused).


Sobre este programa, el antropólogo detalló que al momento se han otorgado 2,775 millones de pesos (mdp) para la puesta al día de 29 zonas arqueológicas, y que para su ampliación se contará con recursos de poco más de 1,000 mdp para la compra de terrenos, que se sumarán a los recursos necesarios para brindar empleo a 350 profesionistas y 224 trabajadores.


El acto estuvo encabezado por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, quien estuvo acompañado por la virtual presidenta electa del país, Claudia Sheinbaum Pardo, en el marco de su tercera gira conjunta.


El presidente López Obrador recordó que la antigua nación maya "es única en el mundo", razón por la cual el Tren Maya busca que se conozca la grandeza cultural del sureste de México, comunicar las antiguas urbes y sus bellas ciudades, como Campeche.


Por su parte, Claudia Sheinbaum Pardo reiteró que esta obra es uno de los principales legados de la actual administración, porque deja atrás la política neoliberal y hace justicia a una de las regiones más desfavorecidas por los gobiernos anteriores, el sureste mexicano.


El Tren Maya, dijo, es una concepción de lo que debe ser una obra estratégica y de desarrollo con justicia. El Tren Maya tiene un sentido adicional que se muestra en este hermoso lugar y en este museo, el reconocimiento de nuestra historia más profunda, al mismo tiempo que reivindica a los pueblos indígenas del presente.


En tanto, la gobernadora del estado de Campeche, Layda Sansores San Román, reconoció la visión presidencial que permitió llevar a cabo un salvamento arqueológico sin precedentes y que ahora, permite que importantes piezas prehispánicas sean parte de la colección del Mused.


Sobre el particular, el director general del INAH añadió que esta obra pública significa un acontecimiento histórico pues a la par del proyecto ferroviario, también recupera la memoria, la identidad y el orgullo de pertenencia de nuestros pueblos.


Es así como el salvamento arqueológico del Tren Maya permitió el registro 62,000 construcciones prehispánicas, de las que 27,000 fueron excavadas, “un trabajo inmenso que nunca se había hecho en el área mesoamericana”, y por el cual se erogaron 2,162 millones pesos, una cantidad inédita para el INAH en materia de investigación arqueológica y recuperación de este patrimonio.


Por otra parte, para la edificación de una decena de Centros de Atención a Visitantes, Prieto Hernández dijo que se ejercen 2,087 millones de pesos; infraestructura a la que se suman nueve recintos museísticos, nuevos o reestructurados, incluidos el Ateneo Peninsular de Mérida, el Museo Histórico de la Ciudad de Felipe Carrillo Puerto, los museos arqueológicos regionales de la Ruta Puuc y de la Costa Oriental, y los de sitio de Palenque, Moral-Reforma, Dzibilchaltún, Chichén Itzá y Edzná.


Este último, refirió el titular del INAH, cuenta con una museografía atractiva y moderna, alberga ocho estelas, cerámica y objetos líticos. La información se presenta en más de 40 cédulas introductorias, temáticas-interpretativas y de objeto, disponibles en inglés, español y maya, en sistema braille y en Lengua de Señas Mexicana, que la hace accesible a diversos públicos.


El Mused, concluyó Prieto Hernández, brindará información sustentada en más de 80 años de investigación en esta importante ciudad maya, lo que permitirá a las y los visitantes conocer el desarrollo, aportes y principales características de de esta poderosa capital regional del occidente peninsular, desarrollada entre los años 400 a 1000 d.C., que, aunque con menor poder, se mantuvo ocupada hasta su abandono, alrededor del año 1450 d.C.

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
dias-lluviosos 1.jpg
bottom of page