top of page
  • Laura Meléndez

Nuevo León: Samuel evitó que un externo lo auditara

Mara Lezama, sin dignidad ante el tlatoani más humanista. Por Enrique Muñoz.


Con la novedad de que después de hacer un tremendo oso, el joven tiktokero regresa con la cola entre las patas a gobernar el estado que en mala hora lo eligió como titular del ejecutivo y a impedir a toda costa que alguien impuesto, desde fuera pudiera revisar las cuentas de su tesorería y los contratos de su administración.


¿No que estaba en segundo lugar en las encuestas por la presidencia de la República? A estas alturas, en Nuevo León ya no saben si hubiera sido mejor que Samuel García se hubiera ido a su aventura como esquirol de Morena para que su breve gestión pudiera ser auditada, o que regrese al frente del estado donde problemas como el agua potable y la violencia generada por el crimen organizado, por sólo mencionar dos, siguen esperando soluciones que el esposo de Mariana nomás no ha podido ofrecer.


Dicen que la extinción de Notimex pudo haberse evitado. La oposición lamentablemente no tuvo los votos necesarios para evitar la desaparición de la Agencia de Noticias del Estado Mexicano, ya que en la Comisión de Gobernación de la Cámara de Diputados que preside el dueño del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas, no tuvo el alcance ni las ganas de cabildear para salvar esa fuente de empleo, principalmente de mujeres cabezas de familia.


Tres votos faltaron para frenar la iniciativa de decreto que el presidente, Andrés Manuel López Obrador, envió al Congreso de la Unión. Lo anterior reafirma lo que dijo en un audio Alito Moreno, que en ese entonces Layda Sansores presentó en su programa oficial, Martes del Jaguar, “A los periodistas no hay que matarlos a balazos, papá, hay que matarlos de hambre”.



Pero eso sí, el dirigente del priísmo nacional salió a decir que el tricolor votó en contra para que Notimex no fuera liquidada, cuando ni siquiera intentó convencer a tres diputados cuyos votos faltaron para salvar la hoy extinta agencia de noticias y dejar sin chamba a más de 300 trabajadores.


Y hablando de Alejandro Moreno, de acuerdo con declaraciones del presidente del Congreso de Nuevo León, Mauro Guerra Villarreal, dijo que los presidentes nacionales del PRI y PAN, Alejandro Moreno y Marko Cortés respectivamente, pidieron a los legisladores locales que no le dieran la licencia al tiktokero Samuel García para que compitiera como aspirante a la Presidencia de la República.



Si la oposición PRI, PAN y PRD no pueden con Morena, menos van a poder con Movimiento Ciudadano que viene con todo para ser el segundo lugar en las preferencias electorales federales. Y para terminar, aunque todavía falta tiempo para que se realicen elecciones estatales en Sinaloa, la diputada federal plurinominal, Paloma Sánchez, está muy activa en el estado, ya que este sábado presentó su segundo informe de labores como legisladora federal.


Ella quiere ser candidata del PRI o de la Alianza, si es que todavía sobrevive para ese entonces, a la gubernatura sinaloense.


Y de su gustada sección Lágrimas y Risas de la Política Mexicana, hoy presentamos “La Gran Inauguración del Mejor Aeropuerto del Mundo”, una jocosa tragicomedia en tres actos: Uno, las neoliberales goteras que minutos antes de la llegada del presidente López Obrador y su esposa secaban a toda prisa soldados del ejército mexicano sobre el vestíbulo de la flamante terminal aérea de Tulum, Quintana Roo, con medios nacionales y extranjeros invitados, un cuadro muy a la usanza del viejo priísmo: -señito, la obra no ha quedado. -ya ví, inútiles, pero hay que inaugurar a como dé lugar.


Dos, la llegada del primer mandatario ataviado con imprescindible guayabera echeverrista, acompañado por su señora esposa, la carrera presurosa de la gobernadora Mara Lezama, en vestido típico regional, haciendo caravana, mostrando su mejor sonrisa y siendo ignorada por su invitado que no se dignó siquiera a mirarla por saludar a la multitud imaginaria y así salir agradeciendo las ovaciones en las gráficas de los compañeros de la lente.


Y tres, el abyecto desplegado de la gobernadora destacando “los 5 mejores años en la historia de México con dos maravillosos logros del gobierno humanista que encabeza nuestro presidente @lopezobrador_: la inauguración del Aeropuerto Internacional #Tulum, aquí en #QuintanaRoo, y el aumento al salario mínimo en un 20%”. ¡Aplausos, fanfarrias!


La dignidad de la gobernadora Lezama y su equipo quedaron por los suelos, pero eso es lo de menos. Lo importante era quedar bien con el tlatoani. Ahora sí, a terminar los detalles de la terminal aérea en cuestión…


Desde hace algunos días circula en redes un texto en que muy amablemente el acomedido autor pide a las grandes empresas privadas que operan en nuestro país poner parte de la ayuda que miles de guerrerenses requieren para enfrentar la tragedia que dejó el paso del huracán Otis el pasado 25 de octubre por ese estado.


A las grandes panificadoras por ejemplo, les pide pongan trailers con toneladas de pan y harina, a las refresqueras transnacionales que hagan lo mismo con millones de litros de agua purificada, a las compañías cementeras de igual manera con miles de bultos de su producto y así, argumentando que después de operar durante tanto tiempo en México, esa ayuda no las hará ni más ricas ni más pobres y que donar para la causa sería como quitarle un pelo a un gato.


Sin embargo, el texto-exhorto de referencia nos debería recordar que en México y en cualquier país del mundo, es obligación de los gobiernos asumir el costo y apoyar con los recursos necesarios a las víctimas, sean éstas personas físicas o morales, sobre todo cuando se trata de un país propenso a severos daños por fenómenos naturales.


En México el gobierno federal se apropió del multimencionado fondo de apoyo para desastres naturales, el FONDEN, que creado en 1996, contaba con una bolsa de recursos de más de 35 mil 140 millones, antes de empezar a ser saqueado al cierre de 2020 argumentando que se manejaba de manera corrupta y discrecional.


Hoy la 4t mira hacia otro lado frente a la desgracia y espera que una vez más sea el buen corazón de los mexicanos, y si se puede el de los extranjeros, quienes asuman solos el costo de reconstruir sus hogares, negocios y fuentes de empleo.


Los mexicanos hemos mostrado, particularmente desde los sismos de 1985, que no sólo hemos sido capaces de unir esfuerzos para enfrentar la desgracia sino que también nos hemos desprendido de recursos económicos y en especie para apoyar a las víctimas de la tragedia.


Pero, como que ya viene siendo hora de que los gobiernos implicados asuman el papel que les corresponde y dirijan los recursos que requiere la gente Guerrero. No todo son los caprichos presidenciales como el Tren Maya que no puede arrancar todavía, ni la refinería de Dos Bocas que no ha podido refinar ni un litro de crudo ni el elefante blanco conocido como AIFA que cuesta a los mexicanos más que lo que genera. México era hasta hace unos años una de las 10 economías más grandes del mundo y no puede esperar que a base de litros de aceite y bolsas de lentejas donadas por la caridad de los demás se subsane la situación de Guerrero, y las que faltan. Las cajas de despensas y pañales ayudan y mucho, pero el dinero de todos los mexicanos debe ayudar para más. Ya es hora.


@enriquemunozfm


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
dias-lluviosos 1.jpg
bottom of page