top of page
  • bambarito59

Lo hicieron: ejecuta Alabama a reo con método nunca utilizado



"Esta noche, Alabama hace que la humanidad dé un paso atrás"...


Con esta lapidaria frase, se despidió el primer preso ejecutado con nitrógeno en Estados Unidos, Kenneth Eugene Smith.


El estado de Alabama ejecuto finalmente el jueves al reo de 58 años de edad, asfixiándolo con gas nitrógeno, método nunca antes probado y que puso de nuevo en el centro del debate la pena capital en Estados Unidos.


Smith fue condenado por cometer un asesinato por encargo en 1988, en un país en el que desde 1982 la inyección letal ha sido el método más utilizado hasta ahora.


Fue declarado muerto a las 20:25 hora local tras haber inhalado el gas nitrógeno a través de una máscara y haberse quedado sin oxígeno.


El gas fluyó unos 15 minutos y según testigos, se estuvo retorciendo un par de minutos. Luego se le vio con respiración agitada algunos minutos más.


El director del Departamento Correccional de Alabama, John Hamm, dijo en rueda de prensa después de aplicado el procedimiento, que las sacudidas del reo fueron "involuntarias", pero nada fuera de lo esperado.


Las autoridades locales ya habían intentado ejecutar a Smith mediante inyección letal en noviembre de 2022, pero el intento fracasó porque los responsables de la prisión no lograron encontrar 2 vías intravenosas en el cuerpo del recluso.


El estado dijo que el método sería humano, pero los críticos lo calificaron de "cruel y experimental", y los abogados de Smith habían pedido al Tribunal Supremo de Estados Unidos que detuviera la ejecución para revisar los alegatos de que el nuevo método viola la prohibición constitucional de castigos crueles e inusuales.


Aunque Oklahoma y Misisipi también cuentan con autorización para esa forma de ejecución, ninguno de los dos estados ha intentado utilizarla hasta ahora.


El Tribunal Supremo permitió que la ejecución siguiera adelante a pesar de las objeciones de los 3 jueces liberales y de las preocupaciones de los detractores de la pena de muerte, que afirmaron que el método no probado podría causar sufrimiento.


La magistrada liberal Sonia Sotomayor, argumentó que "al no haber podido matar a Smith en su primer intento, Alabama lo ha elegido como su 'conejillo de indias' para probar un método de ejecución nunca antes usado".


Amnistía Internacional advirtió de que "este nuevo método no probado podría ser extremadamente doloroso" para el preso, "violando así los tratados internacionales de derechos humanos que Estados Unidos ha ratificado".


Smith había pasado décadas en el corredor de la muerte del centro penitenciario de Holman, en Atmore.


Desde que el Tribunal Supremo reintrodujera la pena de muerte en 1976, han sido ejecutados en Estados Unidos 1.583 presos, 73 de ellos en Alabama


Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
lgbtttiq.jpg
bottom of page