top of page
  • Laura Meléndez

Hace 80 años, Italia tumbó del poder al fascista Benito Mussolini


Los historiadores de la Segunda Guerra Mundial tienen presente este 25 de julio, ya que fue hace 80 años, un día como el de hoy, en 1943 que el dictador italiano Benito Mussolini, fue derrocado y encarcelado junto a sus colaboradores después de la derrota de su país en la guerra que sostuvo contra los aliados al lado de la Alemania nazi y Japón.

Nacido el 29 de julio de 1883, Mussolini fue brillante propagandista y defensor de la participación de su país en la Primera Guerra Mundial al lado de Francia y Gran Bretaña, pero fue expulsado del Partido Socialista Italiano y se convenció de que la intervención de Italia en la guerra generaría una revolución de nuevo tipo que derribaría el sistema liberal, destruiría el poder socialista y llevaría a una nueva clase dominante al poder.

Así movilizó a excombatientes, estudiantes, profesionales, administradores de fincas y propietarios, quienes se convirtieron en base de los grupos paramilitares y de la política que defendían el orden social ante la amenaza de una posible revolución. Cuando las clases dominantes, la Iglesia católica y los militares aceptaron el fascismo como opción a la vieja clase política, el 29 de octubre de 1922 Mussolini se convirtió en Jefe de Gobierno con una combinación de violencia paramilitar y maniobras políticas.

El fascismo fue un instrumento para la distribución del poder, con una retórica populista y revolucionaria y subordinado al aparato del Estado, pero al mismo tiempo puso en marcha una legislación represiva que destruyó la oposición política e institucionalizó un experimento social basado en la propaganda y el culto al líder, estableciendo nuevas relaciones entre el poder y las masas. Para 1943 “Il Duce” era un hombre de 60 años, enfermo y en decadencia, mientras los dirigentes que le ayudaron a ascender al poder y otros grupos sociales, buscaban la mejor forma de sacar a Italia de su aventura en la Segunda Guerra Mundial y poner fin a la alianza con Alemania, por lo que el desembarco de fuerzas aliadas en Sicilia del 9 de julio de 1943 fue el pretexto para solucionar la crisis.

La noche del 24 al 25 de julio se reunió el Consejo, principal órgano de decisión política del partido de Mussolini, y un grupo de dirigentes opositores propusieron devolver el mando militar al Rey Víctor Manuel III; 19 miembros del Consejo votaron a favor y el rey ordenó arrestar a Mussolini para sustituirlo con el general Pietro Badoglio, mientras el nuevo Gobierno preparaba la rendición de Italia. Gracias a un equipo especial de las SS, Mussolini fue liberado el 12 de septiembre de la prisión del monte Gran Sasso, a 100 kilómetros al noreste de Roma, y se fue a Múnich donde anunció su decisión de castigar al rey, a los traidores y proclamar la República Social Italiana.

Mussolini era un títere al servicio de los nazis e iba perdiendo el control sobre el territorio italiano. El 27 de abril de 1945 fue detenido cuando viajaba en un convoy de soldados nazis que escapaban del avance aliado y al día siguiente fue ejecutado con su amante Clara Petacci, y el día 29 sus cadáveres y los de otros célebres fascistas, como Roberto Farinacci o Achille Starace, fueron colgados cabeza abajo en la Plaza de Loreto de Milán.

Komentáře

Hodnoceno 0 z 5 hvězdiček.
Zatím žádné hodnocení

Přidejte hodnocení
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page