top of page
  • Laura Meléndez

García Harfuch, al gobierno capitalino

Alito: a rescatar de lo perdido, lo que aparezca en la próxima elección. Por Enrique Muñoz.


Brotan como hongos aspirantes al gobierno de la Ciudad de México que en el proceso electoral del próximo 2 de junio estará en juego entre el Frente Amplio por México conformado al menos por PAN, PRD y PRI, y el oficialismo de Morena del presidente Andrés Manuel López Obrador. Por mencionar solo a los más destacados, del lado de la oposición que en la pasada elección de 2021 le arrebató la mitad de la capital a Morena, figuran el priísta alcalde en Cuajimalpa Adrián Rubalcava Suárez, la controvertida perredista y alcaldesa en Cuauhtémoc Sandra Cuevas, el panista y actual alcalde en Benito Juárez Santiago Taboada, de quien mucho se habla sobre su sobresaliente desempeño en materia de seguridad pública en la demarcación. Por el lado de Morena y sus aliados se menciona naturalmente al actual encargado de despacho Martí Batres, con muy remotas posibilidades debido a que carece de la bendición del gran dedo elector de Palacio Nacional, lo mismo que le ocurre a Ricardo Monreal, quien dijo en reiteradas ocasiones que iba por la presidencia y que no aceptaría premios de consolación, pero quedó en el sótano de la “consulta” morenista para elegir candidata a la presidencia, teniéndose que conformar con decir que siempre sÍ va, pero por el gobierno capitalino, cuya candidatura jamás alcanzará porque desde hace mucho dejó de estar en el ánimo de AMLO. También por los guindas el que ya se dijo dispuesto a sacrificarse por la capital del país es el gobernador ausente de Morelos Cuauhtémoc Blanco, para quien el presidente tiene otros planes, y Clara Brugada, destacada morenista, alcaldesa en Iztapalapa con buenas calificaciones y el visto bueno de Palacio, aunque negros nubarrones aparecen en su horizonte político. Resulta que apenas éste sábado Omar García Harfuch renunció a la Secretaría de Seguridad de la Ciudad de México y la cargada se empezó a arrimar al súper policía, hijo de Javier García Paniagua, un destacado ex funcionario priísta de primer nivel en los 70s, senador y aspirante a la presidencia de la República en 1981, y nieto de Marcelino García Barragán, general villista, ex gobernador de Jalisco y secretario de la Defensa Nacional durante los trágicos hechos del 2 octubre de 1968. García Harfuch no se manda solo y ya dijo al órgano oficial morenista que está dispuesto a lo que se requiera por la Ciudad de México, lo que ya puso nerviosos a más de uno, dada su enorme popularidad que le otorga una amplísima ventaja sobre los mencionados líneas arriba. Sondeos independientes colocan a García Harfuch entre 6 y 9 puntos por encima de Clara Brugada, ambos favoritos para la CDMX. Por lo pronto, la bufalada ya encontró favorito y ese es el hijo de la actriz chihuahuense María Sorté.


Con el proceso electoral 2023-2024 encima, resulta que después de tres años de la administración del CEN del PRI con Alejandro Moreno al frente, ahora les corren las prisas para ponerse a trabajar y sacar resultados en favor del partido, algo que no hicieron durante lo que va del mandato del campechano. Me cuentan que después de festejar, respaldar a Xóchitl Gálvez que será la representante del Frente por México para ir por la presidencia, Alito exigió a su gabinete cerrar filar filas para el proceso electoral que acaba de comenzar. 11 gubernaturas perdidas, elecciones federales intermedias en que no ganaron ningún distrito, diputaciones locales con mínima representatividad y más de 600 militantes que decidieron exiliarse del tricolor por las malas decisiones que se han tomado al interior de la cúpula, son los resultados catastróficos del PRI que busca no extinguirse en las elecciones del año próximo. Moreno Cárdenas tiene 10 meses para ponerse a trabajar con el acelerador a fondo con dos objetivos: Uno, posicionar al partido y no depender de otros para salvar el registro y dos, recuperar al menos lo perdido que son 9 gubernaturas en juego, senadurías, diputaciones federales, además de alcaldías y diputaciones al Congreso de la Ciudad de México. No será sencillo,para Alito y su gente, ya que tendrá que lidiar, negociar y hasta doblarse ante el PAN y PRD para elegir a los representantes que deberán enfrentar a Morena y sus rémoras con el apoyo de AMLO. Por lo pronto el dirigente nacional priísta, además de ser diputado federal, estará en el INE como representante del tricolor donde jugará como él lo ha dicho, a insistir en que van por buen rumbo político y a defender los intereses del partido, además de evitar hundirse cada día más.


Como el más peligroso de los narcos o el más sanguinario de los asesinos fue llevado a la cárcel de máxima seguridad de El Altiplano el fiscal de Morelos Uriel Carmona, cuyo pecado no fue sostener que una joven capitalina, cuyo cuerpo fue arrojado bajo un puente cerca de Tepoztlán en octubre del año pasado, murió por bronco aspiración y no por un golpe en la cabeza, como sostuvo en su momento la fiscalía capitalina. Carmona Gándara puede ser responsable de los delitos que se quiera pero, pasar por encima del fuero constitucional que le confiere el Congreso de Morelos y darle tratamiento que no han recibido ni los más buscados criminales como Nemesio Oseguera El Mencho, o Ismael, El Mayo Zambada, buscados y requeridos incluso por las autoridades de Estados Unidos, es más bien un acto de venganza del gobierno federal a través de la la fiscalía capitalina, por haberse atrevido a investigar y configurar un enorme expediente contra Cuauhtémoc Blanco, “gobernador” de Morelos, a quien seguía por los delitos de enriquecimiento ilícito y asociación delictuosa, por lo menos. La venganza contra el fiscal Carmona, sobre quién pesan tres ordenes de aprehensión en su contra, es una advertencia de como se puede utilizar a las instituciones en contra de quienes van contra la 4t y sus propósitos. En este caso, el interés de Morena tal vez no sea llevar al ex futbolista a la candidatura por el gobierno de la Ciudad de México, pero sí a la de un escaño en el Senado. Total, si votaron por él para hacerlo alcalde de Cuernavaca y luego gobernador de Morelos, la lógica morenista indica que su popularidad le permitirá alcanzar un sitio como legislador con fuero para salvarlo de la cárcel y tener en él un fiel y abyecto levantadedos para la causa. Para dejar claro que la venganza política contra la fiscalía morelense va en serio, en las últimas horas fue detenida en Cuernavaca la Fiscal de Feminicidios de ese estado Fabiola García Betanzos y al menos un ministerio público, por el delito de “feminicidio en calidad de auxiliar”, en otro mega operativo encabezado por la Fiscalía de la Ciudad de México, la Marina y autoridades morelenses. Lo bueno es que no son gente de rencores…


En medio de la expectación por el futuro del proyecto del Cablebús de Uruapan, el gobierno de Michoacán ha generado controversia al filtrarse una supuesta reunión con el CEO de Doppelmayr en México, uno de los postulantes para llevar a cabo esta importante obra con una inversión de 3 mil millones de pesos. Este encuentro ha suscitado una serie de interrogantes y sospechas sobre la transparencia del proceso, ya que este aún no concluirá la selección de la empresa ganadora sino hasta el 14 de septiembre. La gravedad de esta reunión radica en la aparente falta de imparcialidad en el proceso de selección del contratista para el Cablebús de Uruapan. La sombra de favoritismo se cierne sobre esta reunión, ya que se llevó a cabo antes de que se anunciara oficialmente al ganador de la licitación. Esto plantea la pregunta crucial de si se ha brindado un trato preferencial a Doppelmayr, poniendo en tela de juicio la integridad del proceso de licitación. La fecha de finalización del proceso de selección está a la vuelta de la esquina, y es imperativo que se aclaren las circunstancias de esta reunión. Los funcionarios responsables deben rendir cuentas y garantizar que se haya seguido un proceso justo y transparente. Cualquier indicio de irregularidad debe ser investigado exhaustivamente, y se debe tomar en cuenta la opinión y las preocupaciones de la comunidad local de Uruapan, que está esperando con expectación este proyecto que podría tener un gran impacto en su calidad de vida y desarrollo económico.


Pablo Vázquez Camacho es el nuevo secretario de seguridad del gobierno capitalino en sustitución de OGarcía Harfuch. Vázquez se desempeñaba como subsecretario de Participación Ciudadana y Prevención del Delito desde hace cuatro años, y como antecedente trabajó en la Procuraduría General de la República como Director General de Prevención del Delito y Servicios a la Comunidad.

@enriquemunozfm


Comentários

Avaliado com 0 de 5 estrelas.
Ainda sem avaliações

Adicione uma avaliação
logotipo.png
dias-lluviosos 1.jpg
bottom of page