top of page
  • bambarito59

En situación de pobreza extrema, unos 70 millones de personas en América Latina


Más de 181 millones de personas se encuentran en situación de pobreza en América Latina y el Caribe, equivalentes al 29% de la población total en la región, y, de ellas, 70 millones, es decir, 11,2% de la población, viven en pobreza extrema, según cifras del cierre de 2022.


En su nuevo informe Panorama Social, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe explicó que esos números marcan una disminución de más de un punto respecto al año anterior y se ubican a un nivel similar al de 2019, antes de la pandemia de COVID-19.


Pese a este avance, el estudio advierte que la pobreza no podrá continuar reduciéndose el próximo año, toda vez que el crecimiento regional del Producto Interno Bruto en 2023 será de apenas 1,7%, y que el de 2024 podría llegar a sólo 1,5%, muy por debajo del 3,8% de 2022.


Por lo tanto, no hay razones para celebrar, comentó el secretario ejecutivo de la CEPAL, destacando que 70 millones de personas no pueden comprar una canasta básica.


Según José Manuel Salazar-Xirinachs, los datos revelados significan que “casi un tercio de la población de la región vive en situación de pobreza, porcentaje que se eleva a 42,5% en el caso de la población infantil y adolescente, una realidad que no podemos tolerar”.


El responsable de la CEPAL detalló que la incidencia de la pobreza “también es más alta entre las mujeres, la población indígena y las personas que viven en zonas rurales”.


En cuanto a la situación del empleo, el análisis especificó que de los 292 millones de empleados en América Latina y el Caribe, la mitad tiene trabajos informales y un 20% vive en situación de pobreza, en tanto que el 40% tiene ingresos inferiores al salario mínimo y la mitad no cotiza en los sistemas de pensión.


La CEPAL explicó que el aumento de empleos es positivo pero no suficiente para alcanzar la inclusión laboral.


En 2022, 54,2 millones de hogares en la región (39% del total) dependían solo del empleo informal y la mayoría de menores de 15 años y mayores de 65, vivían en hogares con ingresos de trabajos informales o mixtos (61,2%).


Respecto a los ingresos, el informe subrayó la desigualdad y precisó que el decil de ingresos más altos percibe 21 veces más dinero que el decil más bajo. En 2021, la riqueza de solo 105 personas representó casi el 9% del PIB regional.


En este sentido el titular de la CEPAL afirmó que los países deben pasar de la inserción laboral a la inclusión laboral, que es eje del desarrollo social inclusivo.


Los datos desagregados muestran que la tasa de participación laboral de los hombres fue de 74,5% en 2022, mientras que la de las mujeres alcanzó 51,9%.


La principal barrera para la inclusión laboral de las mujeres es la carga de trabajo de cuidados: la tasa de participación de las mujeres en hogares con niños (61,6%) es inferior a la de los hogares sin niños (73,5%).


La CEPAL reiteró que el trabajo doméstico es una de las principales fuentes laborales para las mujeres de América Latina, pero el ingreso promedio que perciben sus trabajadoras es la mitad del que perciben en promedio las mujeres en otros empleos.

logotipo.png
paisaje montaña.webp
bottom of page