top of page
  • bambarito59

Aseguran expertos que mucha comida chatarra podría dañar al cerebro


Neurocientíficos de la Universidad del Sur de California descubrieron que el consumo abundante de una dieta occidental elevada en grasas y azúcar desde la temprana edad, puede derivar en problemas duraderos de memoria, luego de estudiar animales de laboratorio.


Según Scott Kaniski, profesor de dicha universidad, "lo que vemos es que, si estas ratas crecieron con esta dieta de comida chatarra, entonces tienen problemas de memoria que no desaparecen".


Añadió que, "si simplemente los sometes a una dieta saludable, estos efectos lamentablemente duran hasta la edad adulta".


Para realizar el estudio, Kanoski y su estudiante de postdoctorado, Anna Hayes, partieron del en antecedente de que personas que padecen la enfermedad de Alzheimer tienden a tener niveles más bajos de acetilcolina en el cerebro. 


Los investigadores consideran que esto puede deberse a que las dietas occidentales alteran la acetilcolina, neurotransmisor cerebral clave en la retentiva y funciones como el aprendizaje, atención, excitación y movimiento muscular involuntario.


Los científicos se cuestionaron sobre el impacto que podrían tener estas dietas occidentales para las personas más jóvenes que pueden seguir una dieta similar, particularmente durante la adolescencia, cuando su cerebro está experimentando un desarrollo significativo.


Los investigadores rastrearon los niveles de acetilcolina de un grupo de ratas con una dieta grasosa y azucarada y en un grupo de control de ratas analizando sus respuestas cerebrales a ciertas tareas diseñadas para probar su memoria.


En la prueba, las ratas pudieron exploraran nuevos objetos en diferentes lugares, y días después, los investigadores reintrodujeron a las ratas en la escena, que era casi idéntica, excepto por la adición de un objeto. 


Las ratas que siguieron la dieta de comida chatarra mostraron signos de que no podían recordar qué objeto habían visto anteriormente ni dónde, mientras que las del grupo de control mostraron familiaridad.


Según los científicos, el estudio refuerza el vínculo entre el intestino y el cerebro. Hayes apunta que "la señalización de acetilcolina es un mecanismo para ayudarles a codificar y recordar esos eventos, análogo a la 'memoria episódica' en los humanos, que nos permite recordar eventos de nuestro pasado" 


"Esa señal parece no ocurrir en los animales que crecieron con una dieta grasosa y azucarada", agregó. 


La investigación se publicó recientemente en la revista científica revisada por pares Brain, Behavior, and Immunity, y Kanoski enfatizó que la adolescencia es un período muy sensible para el cerebro cuando se están produciendo cambios importantes en el desarrollo. "y desafortunadamente, algunas cosas que pueden ser más fácilmente reversibles durante la edad adulta son menos reversibles cuando ocurren durante la niñez".


Finalmente, los investigadores lograron revertir la capacidad de memoria en las ratas experimentales con medicamentos que inducen la liberación de acetilcolina, inyectada directamente en el hipocampo cerebral.  RT

Comments

Rated 0 out of 5 stars.
No ratings yet

Add a rating
logotipo.png
primavera 3.jpg
bottom of page