Ya tiene la FIFA plan para organizar una Copa de Mundo cada 2 años


Pese a que Europa no ve la propuesta con buenos ojos, la FIFA dio a conocer un plan de reingeniería del fútbol internacional en dónde habría un Mundial de fútbol cada 2 años, esquema en el que la sobre explotación los futbolistas pasan a segundo término.


Varias estrellas del fútbol mundial engalanaron la presentación, generando rápidamente una respuesta de la Unión Europea de fútbol, cuyo presidente, Aleksander Ceferin, confirmó que podría haber un boicot por sus equipos afiliados


Decenas de exfutbolistas de talla internacional incluido el mexicano Jared Borgetti, fueron convocados por la FIFA en Qatar para participar en conversaciones auspiciadas por la FIFA, en dónde se dio el visto bueno al Mundial cada 2 años.


Según el brasileño Ronaldo Nazario, “todos concordamos con la nueva propuesta para el calendario”, y expresó que la propuesta es “simplemente maravillosa”.


Otros exfutbolistas como el alemán Jürgen Klinsmann, el brasileño Roberto Carlos, el argentino Javier Mascherano, el marfileño Didier Drogba y el danés Peter Schmeichel fueron convocados para hablar sobre el cambio del ciclo mundialista de 4 años, vigente desde la primera edición en 1930.


Sin embargo, el titular de la UEFA advirtió que “por lo que sabemos los sudamericanos comparten nuestra posición” contra el plan de la FIFA, y señaló al diario The Times que “podemos decidir no participar”.


El titular de la FIFA, el suizo Gianni Infantino, ha explorado junto con sus aliados la idea de un Mundial bienal, cosa que el fútbol europeo, considera una amenaza comercial y competitiva a sus eventos de clubes y de selecciones nacionales


El exentrenador del Arsenal inglés, Arsene Wenger, ha encabezado el proyecto desde que la FIFA lo contrató como director para desarrollo global, y dijo que la prioridad es reducir los viajes de los jugadores y menos interrupciones para los clubes, además de darles a los futbolistas jóvenes “una oportunidad de brillar”.


Así, los torneos internacionales se realizarían cada junio, con una propuesta de que los futbolistas casi un mes de vacaciones antes de retornar a sus clubes.


Wenger dijo que el equilibrio de los jugadores, teniendo 20% de sus partidos con sus selecciones nacionales y 80% con sus clubes permanecería de “forma más eficiente”, y que no aumentarán el número de partidos, sino que "pudiéramos incluso reducirlo”.


Dijo también que la FIFA pudiera tomar su decisión en diciembre, aunque muy probablemente sería ratificada por su congreso de 211 federaciones miembros el año próximo.


El proceso de la FIFA ha molestado a muchos en el fútbol europeo, que dicen que fueron apartados de las consultas. Nasser al-Khelaifi, el presidente del Paris Saint-Germain, que encabeza además la Asociación de Clubes Europeos, comentó que "aún nadie nos ha contactado. Es muy extraño”.


Si es aprobada, la Copa Mundial bienal seguramente pasaría a los años impares para evitar entrar en conflicto con los Juegos Olímpicos en 2028 y 2032.