Vocabulario básico para sobrevivir en ¡CHILANGOLANDIA!


Ahora sí, bandita, llega CHILANGOLANDIA a todos los cines el próximo 16 de septiembre. Comedia escrita y dirigida por el buen valedor Carlos Santos, es su merititita ópera prima.


CHILANGOLANDIA es la tierra de la raza de bronce y las tortas de tamal, un lugar donde suceden muchas cosas y se cuentan muchas historias. ¿Cómo entenderlas mejor? Con un poquito de ayuda y un bolillo, banda, así que ahí les van algunas “Chilangonadas”, oriundas de la mera CHILANGOLANDIA o traídas de otros lares, que se tienen que aprender, si no quieren que se los cabuleen.


C – CHIDO: Dígase de aquello que viene siendo bueno, bonito y apreciable. Ejemplo: “¡Qué chida nave, carnal!”.

H – HARTAS: Úsese como sinónimo de “mucho” y “muy”. Ejemplo: “Quisiera tener harta lana”.

I – ÍRALO/ÍRALA (ÍRALOS/ÍRALAS/ÍRENLOS/ÍRENLAS: Exclamación de asombro o admiración por el comportamiento de un valedor o valedora. Ejemplo: “¡Íralo!, anda baile y baile”.

L – LANA: No la del borrego, sino el dinerito… ¡la luz! Ejemplo: “¡Suelta la lana, no seas marro!”.

A – ACHIS: Úsese para expresar sorpresa. Ejemplo: “¡Achis, achis, los mariachis”!

N – NAIS: Es como el “chido” pero más pipirisnáis, osease, algo agradable o alguien amable. Ejemplo: “¡Ay, la Gaby se ve bien nais con este vestidito!”

G – GANDALLA: Dígase de alguien que se aprovecha de los demás o se apropia de algo que no le pertenece. Úsese también como adjetivo. Ejemplos: “El Gusano es un gandalla con todos”.

O - ¡ÓRALE!: La bonita expresión multiusos para meterle presión a quien ande lento y queremos que haga algo. Ejemplo: “¡Órale, Miguelito, vámonos que se nos hace tarde!”. Para aceptar una propuesta chida. Ejemplo: “- ¿Nos echamos unos de canasta o qué? – ¡Pos órale!”.

Para expresar sorpresa. Ejemplo: “¡Órale, hay millones de pesos en esta maleta!”. Y para llamar la atención de alguien que queremos que interrumpa lo que está haciendo. Ejemplo: “¡Órale, no te manches, carnal!”