Vittorio de Sica, el gran Ladrón de Bicicletas de la pantalla grande (video)


Vittorio Domenico Stanislao Gaetano Sorano de Sica, conocido simplemente como Vittorio de Sica fue un cineasta italiano que tiene su sitio especial entre los más grandes directores en la pantalla grande, nacido en Sora, provincia de Terra di Lavoro en la región italiana de Campania, el 7 de julio de 1901.


Hoy cumple 47 años de su fallecimiento el 13 de noviembre de 1974.


Vittorio vivió desde niño en Roma, y fue en la capital donde se diplomó en contabilidad, aunque desde joven se sintió atraído por el mundo del espectáculo, lo que lo llevó a dar sus primeros pasos como actor en 1918 con la cinta “Il proceso Clémençeau”, y en 1922 formó parte del elenco teatral de Tatiana Pavlova, formando poco después parte de otras compañías hasta triunfar en la de Sergio Tofano, una de las más importantes de la época.


Después de su debut, la trayectoria de Vittorio De Sica se extendió a lo largo de más de medio siglo. Hacia 1927, y luego de participar en las revistas de ZaBum con Mario Mattoli, fue colocándose como uno de los actores más apreciados por el público, hasta que en 1933 se organizó una compañía entre Tofano, Rissone y De Sica, dirigída por el primero, y en 1935, formó otra con Rissone, Meinati y De Sica, dirigida por Vittorio.


Una de sus primeras apariciones como actor fue en la película “¡Que descarados son los hombres!” de 1932 donde cantó la famosa Parlamid'amore, destacando también en películas como en “El general della Rovere”, donde interpreta a un estafador que acepta hacerse pasar por un general badogliano, partidario del presidente del gobierno Pietro Badoglio.


De Sica se adentró en el mundo del cine como actor pero se interesó más en la dirección, y en 1939 rodó su primera película, “Rose Scarlatte”, pero su primer éxito llegó hasta 1944 con “I bambini ci guardano”.


Vittorio fue clave del movimiento cinematográfico llamado neorrealismo italiano, al que contribuyó con 2 inolvidables películas escritas en colaboración con Cesare Zavattini: Una, “El limpiabotas”, que narra la historia de un grupo de niños que se ofrecen durante la Segunda Guerra Mundial para trabajar como limpiabotas para los soldados estadounidenses.


La otra, su trabajo cumbre, 'Ladrón de bicicletas', cinta maestra que fue un fracaso en Italia al punto de que los espectadores pedían les devolvieran el dinero de la entrada, mientras en París estuvo 7 meses en cartelera.


Vittorio también se hizo famoso porque para el rodaje de “La puerta del cielo”, de Sica dio trabajo como extras a 300 judíos y otros amenazados por el nazismo. Para evitar su captura y deportación, prolongó lo más que pudo el trabajo, permitiendo que eludieran el cerco nazi-fascista hasta la llegada de los aliados en junio de 1944.


En la década de 1970, el trabajo de Vittorio De Sica se volvió más personal, con películas como El jardín de los FinziContini y su último filme, El viaje en1974.


Vittorio de Sica, genio del cine, falleció el 13 de noviembre de 1974 en Neuilly, Francia, después de una intervención quirúrgica, a la edad de 73 años.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp