Un clásico de la música de rock conceptual cumple 49 años: "The dark side of the moon” (Video)


Hablemos hoy de un disco que cumple años: el 24 de marzo de 1973. Pink Floyd editó en Reino Unido “The dark side of the moon”, trabajo conceptual que los lanzó a los primeros puestos de las listas de venta en Europa y Estados Unidos, llegando a ser el segundo disco más vendido de la historia tras Thriller del finado Michael Jackson.

“El lado oscuro de la luna” fue el octavo álbum de estudio de la banda británica de rock progresivo Pink Floyd, lanzado el 1 de marzo de 1973 en Estados Unidos y el 24 de marzo del mismo año en el Reino Unido. Han pasado ya 49 años, y el disco es todo un clásico.

El trabajo musical está construido a partir de las ideas que Pink Floyd había explorado en conciertos y grabaciones, y no se asemeja a las largas piezas que caracterizaban sus trabajos posteriores a la salida en 1968 de su fundador, compositor y letrista, Syd Barrett. La temática del álbum incluye el conflicto, la avaricia, el envejecimiento y la enfermedad mental, tema este último inspirado por el deterioro mental de Barrett.

Se desarrolló como parte de una futura gira de la banda, estrenándose meses antes de que comenzaran a grabar en estudio 2 sesiones en 1972 y 1973 en los Abbey Road Studios de Londres. Pink Floyd usó técnicas de grabación muy avanzadas para la época, incluyendo grabaciones multipista, loops y sintetizadores analógicos. Alan Parsons fue el responsable de algunos de los aspectos sónicos más innovadores del álbum.

Después del lanzamiento de Meddle, la banda se reunió en diciembre de 1971 para una gira mundial y, en una reunión en casa del baterista Nick Mason, el bajista Roger Waters propuso que el nuevo álbum formara parte de la gira con la idea de que tratara cosas que «hacen enfadar a la gente», y los 4 miembros estuvieron de acuerdo en que la idea de Waters de hacer un álbum basado en una única temática era buena.

Waters, el guitarrista David Gilmour, el batería Nick Mason y el teclista Richard Wright participaron en la composición y producción del nuevo material. Waters grabó los primeros demos en un estudio de grabación, y algunas partes del nuevo álbum se extrajeron de material no usado previamente.

La banda ensayó en un almacén de Londres propiedad de The Rolling Stones, y después en el Rainbow Theatre. Compraron equipo nuevo y se transportaron 9 toneladas de material en 3 camiones para grabar el material, que ya tenía el nombre provisional de The Dark Side of the Moon, en alusión a los lunáticos.

La nueva producción se presentó ante la prensa periodistas el 17 de febrero de 1972, y la gira de 1972-1973 por Europa y Estados Unidos les dio la oportunidad de mejorar los temas, realizando sesiones de estudio entre los conciertos de la gira; Después de otra gira en Europa y Estados Unidos y la grabación de Pink Floyd: Live at Pompeii, la banda retornó al estudio en enero del 73 para completar la grabación.

Cada cara del álbum es una pieza continua de música. Las 5 pistas de cada cara reflejan varios estados de la vida humana. El álbum comienza y acaba con latidos de corazón.

«Speak to Me» y «Breathe» se recargan en elementos mundanos y fútiles de la vida junto con la amenaza de la locura y la importancia de vivir cada uno su propia vida: «On the Run», evoca el estrés y la ansiedad que provoca el transporte moderno. «Time» se adentra en el modo en el que el paso del tiempo puede controlar la vida de uno, y la primera parte del álbum termina con «The Great Gig in the Sky», metáfora sobre la muerte.

La primera pista de la cara B, «Money», se recrea con la avaricia y el consumismo. «Us and Them» habla del etnocentrismo, el conflicto y del uso de dicotomías para describir las relaciones personales. «Any Colour You Like», es un instrumental que ofrece seguridad y alegría. «Brain Damage» trata sobre la enfermedad mental resultante de poner la fama y el éxito por encima de las necesidades y el álbum acaba con «Eclipse», que propugna los conceptos de unidad, a la vez que fuerza al oyente a reconocer los rasgos comunes de los humanos.

El álbum se publicó inicialmente en formato de vinilo con una carpeta desplegable diseñada por Hipgnosis y George Hardie, que mostraba un prisma refractando luz en su portada. El prisma representa 3 elementos; la iluminación en los conciertos del grupo, las letras del álbum y el deseo de Wright de crear una portada más «sencilla y pulcra». El espectro de luz continúa por el desplegable antes de volver a unirse en otro prisma en la contraportada, una idea de Waters.

Dentro de la carpeta desplegable venían dos pósters, uno con fotografías de la banda en concierto con el texto PINK FLOYD roto y las piezas esparcidas, y el otro con una imagen de las Pirámides de Guiza tomada con una película infrarroja. También incluía una hoja con pegatinas de las pirámides. VH1 posicionó la portada en el cuarto lugar de su lista de las mejores portadas de todos los tiempos en 2003.

The Dark Side of the Moon se lanzó en el Reino Unido el 24 de marzo y se convirtió en un éxito de ventas en el Reino Unido y Europa Occidental; para el mes siguiente, con disco de oro tanto en Estados Unidos y Reino Unido. El álbum llegó al puesto número uno del Billboard el 28 de abril de 1973.



logotipo.png
PrimaveraPor.webp