También Irlanda adopta nuevas restricciones ante festejos de Navidad y fin de año


El gobierno de Irlanda determinó adoptar nuevas restricciones de manera preventiva para frenar la nueva oleada de casos de coronavirus, y se centra en sectores como el de hotelería y el ocio, en donde cerrará los clubes nocturnos hasta por lo menos enero de 2022.


El Gobierno de Dublín, de coalición entre centristas, democristianos y verdes, decidió la pasada semana endurecer las medidas de control al ocio y a los viajes, en respuesta a la aparición de la nueva variante ómicron.


Las autoridades anunciaron estas medidas, y precisaron que responsables sanitarios y asesores científicos "han dejado muy claro" que es necesario limitar los contactos sociales de cara a la Navidad, ante el alto número de contagios y la aparición de la variante Ómicron del virus.


Hasta ahora solo se ha detectado un caso de esta variante en el país, pero las últimas cifras señalan que se detectaron 2 mil 950 nuevos positivos de coronavirus en las últimas 24 horas.


Con las medidas anunciadas, las discotecas cerrarán desde este 7 de diciembre y hasta el 9 de enero, en tanto que bares y restaurantes estarán bajo toque de a medianoche y solo podrán servir a mesas de 6 clientes cuando mucho.


Más aún, las actividades de entretenimiento, culturales, deportivas y comunitarias en interiores deberán reducir su capacidad en 50 % y los participantes deberán usar cubrebocas, además de estar sentados.


Asimismo, gimnasios, salas de cine teatros deberán pedir a los asistentes su pasaporte Covid, como se hace en el ramo hotelero, mientras que en las casas solo se podrán reunir personas de 4 hogares diferentes.


La tasa de incidencia acumulada por 100 mil habitantes está muy alta y se ubica en 1.314,9 casos en 14 días.

logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg