SpaceX lanza al espacio primera misión con una tripulación totalmente civil


La compañía aeroespacial SpaceX hizo historia al lanzar al espacio la primera misión compuesta por una tripulación de civiles, a bordo de la nave Crew Dragon, y que es diferente a los vuelos realizados anteriormente por otras compañías.


La puesta en órbita de los 4 integrantes de la misión Inspiration4 inició exitosamente con el lanzamiento del cohete propulsor Falcon 9 desde el Centro Espacial Kennedy, en Florida, anoche.


Los integrantes del vuelo son Jared Isaacman, fundador y director ejecutivo de Shift4 Payments, empresa estadounidense de procesamiento de pagos, y que estará al timón bajo el apodo 'Liderazgo'. Le acompañan Hayley Arceneaux, llamada 'Esperanza', asistente médica en el hospital infantil de St. Jude en Memphis, quien desempeñará el papel de oficial médica, Christopher Sembroski, con el sobrenombre de 'Generosidad', empleado de la compañía aeroespacial Lockheed Martin y exveterano de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos, quien ayudará a gestionar la carga útil y los experimentos científicos, y Sian Proctor, llamada 'Prosperidad', empresaria, educadora y piloto, quien recibió su asiento tras ganó un concurso de negocios en línea y piloteará la nave.


Minutos después del despegue, los viajeros espaciales quedaron en órbita, tras separarse la cápsula del cohete. SpaceX informó que la primera etapa del Falcon 9 aterrizó sobre la plataforma autónoma de puerto aeroespacial, ubicada en el océano. Está programado que la nave espacial alcance una altura de 575 kilómetros y que su tripulación permanezca en ingravidez durante 3 días.


Este lanzamiento destaca respecto a los vuelos espaciales realizados por Virgin Galactic y Blue Origin, que duraron unos pocos minutos y no superaron los 100 kilómetros de altura.


Tras dar unas 22 vueltas a nuestro planeta, Crew Dragon volverá a la Tierra para un amerizaje. Durante ese tiempo, los viajeros realizarán varios experimentos sobre el rendimiento humano en el espacio, además de poder disfrutar de una vista privilegiada a través de una cúpula de cristal.


Otra de las peculiaridades de Inspiration4 es que al no contar con astronautas profesionales, todos los procesos serán automatizados y controlados por técnicos de SpaceX desde un centro de mando en la Tierra.