Sorprende al Vaticano expulsión de su nuncio en Nicaragua


El gobierno de Nicaragua retiró su beneplácito al nuncio apostólico en Managua, monseñor Waldemar Stanislaw Sommertag, y le ha pedido salir del país de forma inmediata, algo que ha generado en la Santa Sede sorpresa y dolor”.


En un comunicado, el Vaticano califica la medida de “grave e injustificada decisión” , y reveló las causas de la sorpresiva salida del nuncio de Nicaragua, notificación hecha por la representación diplomática de Nicaragua esta semana y sin mayores detalles.


“La Santa Sede ha recibido con sorpresa y dolor la comunicación de que el Gobierno de Nicaragua ha decidido retirar el beneplácito a S. E. Mons. Waldemar Stanislaw Sommertag, Nuncio Apostólico en Managua dese 2018, imponiéndole que dejara el país inmediatamente”, señaló el informe.


Para la Santa Sede es una disposición “incomprensible” pues Sommertag “ha trabajado incansablemente por el bien de la iglesia y del pueblo nicaragüense, especialmente por los más vulnerables, buscando siempre favorecer las buenas relaciones entre la Sede Apostólica y las autoridades de Nicaragua”.


El texto del Vaticano reafirmól la “plena confianza” de la Santa Sede en el representante pontificio, “convencida de que esta grave e injustificada decisión unilateral no refleja los sentimientos del pueblo de Nicaragua, profundamente cristiano”.


La Nunciatura en Managua informóque Sommertag “se ausentó” del país el día 6 de marzo, sin mencionar los motivos de su salida ni su duración, y anunció que el encargado de negocios, monseñor Marcel Mbaye Diouf, quedaba a cargo de la representación diplomática.


Sommertag llegó a Nicaragua a mediados de 2018, en medio de una revuelta social contra el régimen autoritario de Daniel Ortega, que dejó un saldo de cientos de civiles muertos y heridos a manos de las fuerzas policiales.


Más aún, asistió a los esfuerzos de la Iglesia católica por mediar en el conflicto y apoyar la excarcelación de opositores detenidos, participando como testigo en un segundo diálogo nacional, a inicios de 2019 y tras el cual fueron liberados más de un centenar de “presos políticos”.


A fines del año pasado, familiares de decenas de opositores detenidos, entre ellos 7 aspirantes a la presidencia, pidieron a Sommertag interceder ante Ortega para la liberación de sus parientes, cosa que no prosperó.


“La Santa Sede y por supuesto esta Nunciatura Apostólica, desde el primer momento de mi misión en Nicaragua, estamos intercediendo en favor de los más vulnerables, entre ellos los detenidos de todas categorías, incluso los políticos”, afirmó Sommertag.


En el juicio contra los opositores el viernes fueron declarados culpables Cristiana Chamorro, la figura más prominente de la oposición, su hermano, Pedro Joaquín Chamorro, y 3 extrabajadores de la Fundación Violeta Barrios de Chamorro.


Cristiana es hija de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro, y está bajo arresto domiciliario desde el 2 de junio de 2021. Además se perfilaba como favorita en las encuestas para enfrentar a Ortega en los comicios de noviembre del año pasado.


La fiscalía pidió una pena de hasta 13 años para Chamorro y los trabajadores Walter Gómez y Marcos Fletes, encontrados culpables de gestión abusiva, apropiación y retención indebida, falsedad ideológica y lavado de bienes y activos.


En tanto, solicitó una condena de hasta 9 años para el hermano de Chamorro, Pedro Joaquín, al que le eximieron del cargo de lavado de bienes y activos.




logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg