Situación en Shanghái, riesgosa para la economía del mundo


El brote de coronavirus que afronta China puede derivar en otro problema para la economía mundial en un país dónde se estima que más de 400 millones de personas se encuentran confinadas.


Esta política se ha llevado a cabo en más de 40 ciudades de China debido a la forma como ha enfrentado el gobierno, y ahora esto representa un alto riesgo económico por la importancia del país asiático para la producción de materias primas.


Cifras de la firma japonesa Nomura Holdings, indican que el cierre total o parcial en China representa 7,2 billones del Producto Interno Bruto del país.


Shanghái, con sus casi 25 millones de personas no produce lo que acostumbra, y esto ha derivado incluso en escasez de alimentos, y serios problemas de operación en uno de los principales puertos comerciales del país.


Lu Ting, representante de Nomura en China, destaca que "los mercados mundiales pueden seguir subestimando el impacto, porque gran parte de la atención sigue centrada en el conflicto entre Rusia y Ucrania y en las alzas de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos".


Michael Hirson, jefe de práctica de Eurasia Group para China y el noreste de Asia, dice que el confinamiento en China y los retrasos que ha causado en las cadenas de producción generará "trastornos económicos" en todo el mundo en al menos los próximos 6 meses.


"El impacto en China es importante y los efectos en cadena en la economía global son bastante significativos", dijo el experto.


El pasado 15 de abril, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información de China informó que envió un grupo de trabajo a Shanghái, buscando reanudar la producción de más de 650 fabricantes de la ciudad, que produce el 6% de las exportaciones de China.











logotipo.png
PrimaveraPor.webp