Shanghái vive difíciles momentos en medio de brote de Covid y política “cero” del gobierno


Un reporte del diario Shanghái Daily da cuenta de que, a pesar de que las autoridades de Shanghái levantaron el confinamiento en 7 mil comunidades y sitios donde no se registró un solo caso de covid-19 en las últimas 2 semanas, un sector amplio de la ciudad más poblada de China se mantiene bajo severas restricciones a raíz del brote de coronavirus detectado a finales de marzo.


Las condiciones del confinamiento, los problemas para hacerse de alimentos y otros productos básicos, las restricciones y las pruebas constantes, están generando malestar entre muchos habitantes de Shanghái


Varios pobladores de esta urbe han subido videos a redes sociales donde refieren la difícil situación que viven, porque no pueden salir de sus casas y dependen de s suministros de alimentos estatales, así como de las aplicaciones de reparto de productos, superadas por la demanda de servicios.


La Comisión Nacional de Salud de China reportó más de 27 mil nuevos casos de coronavirus en el territorio continental del país el 10 de abril, la cifra más alta de contagios diarios desde el inicio de la pandemia. Las autoridades registraron 1.184 nuevos positivos confirmados, así como 26 mil 411 nuevos casos asintomáticos en 31 provincias. La mayoría de los nuevos positivos además de los asintomáticos, se contabilizaron en Shanghái,


En este escenario, los cargamentos con ayuda para la población empezaron a llegar, y se trata de más de 80 mil unidades de productos de cuidado para bebés, más de 100 mil unidades de medicamentos y materiales contra el coronavirus, además de 10 toneladas de cordero procedentes de Xinjiang.


Se espera la llegada de suministros procedentes de la provincia de Jiangsu y de la región autónoma de Tibet, al tiempo que las plataformas de comercio en línea están ampliando sus canales de suministro para asegurar la disponibilidad de comida y otras necesidades diarias, precisa el diario Global Times.


La agencia estatal de noticias Xinhua, publicó un artículo en el que advierte sobre posibles consecuencias si el país renuncia a su estrategia de 'cero Covid', y explica que "las repercusiones de bajar la guardia podrían ser desastrosas para un país con 1.400 millones de habitantes, de los cuales 267 millones tienen 60 años o más y más de 250 millones son niños".


Añade que el sistema sanitario "se arriesgaría a un colapso que provocaría enormes pérdidas de vidas si se renuncia a la prevención y el control de epidemias".



logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg