Senadores norteamericanos critican a López Obrador por no extraditar a Nicolás Maduro


Un par de senadores republicanos estadounidenses cuestionaron al presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador, por recibir a su homólogo venezolano Nicolás Maduro en la cumbre de la Celac celebrada hace unas semanas en Ciudad de México, y no extraditarlo a Estados Unidos, donde se le busca por el presunto delito de narcotráfico.


El gobierno de Estados Unidos durante la gestión de Donald Trump, ofreció 15 millones de dólares de recompensa por la captura de Maduro.


En una misiva, los legisladores de Florida, Marco Rubio y Rick Scott también criticaron a López Obrador por recibir al mandatario cubano Miguel Díaz Canel, invitado a las celebraciones del bicentenario de la independencia de México en septiembre pasado.


Para Rubio y Scott, abiertamente opuestos a los gobiernos de Venezuela y Cuba, López Obrador no cumplió compromisos internacionales sobre crimen organizado,


En la carta, le dicen al mexicano que esperaban que “su decisión de recibir al narcodictador Nicolás Maduro y al títere de la dictadura cubana Miguel Díaz Canel no sea indicativo de un alejamiento de los principios de su país en el respeto por la democracia y la libertad".


Tanto Rubio como Scott estiman que López Obrador incumplió compromisos internacionales sobre crimen organizado trasnacional por no detener a Maduro cuando asistió a la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños el 18 de septiembre, pues según ellos, "Maduro debió haber sido extraditado a Estados Unidos" por narcotráfico.


Mencionan que el Departamento de Justicia estadounidense imputó en marzo del año pasado a Maduro de "narcoterrorismo" y tráfico de drogas a Estados Unidos y aseguran que hay "evidencia" de que supervisó el tránsito de narcóticos a través de México. Ninguno de estos senadores ofrece hasta ahora prueba alguna de ello.


Expresan además que México firmó la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional de 2000, y que por esto, "Maduro debió haber sido extraditado a Estados Unidos para enfrentar un juicio por estos cargos tan pronto como pisó suelo mexicano".