Sedentarismo, entre los peores enemigos del corazón


Todos los estudios elaborados por expertos e instituciones especializadas, han mostrado que la falta de actividad física y una mala alimentación operan en contra de la salud del corazón y del organismo en general. Sin descontar de ninguna manera lo anterior, hay algo más que le afecta, y bastante


Se trata del sedentarismo, mismo que puede dañar y mucho al corazón, pues aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares ante una falta de actividad física, desde la óptica de varios especialistas consultados por el portal EatThis, NotThat, basados en estudios que comprueban que las personas que llegan a los 90 años sin problemas cardiacos tienen el hábito de hacer ejercicios físicos al menos media hora varias veces a la semana.


Según la Asociación Americana del Corazón, todas las personas deben realizar al menos 150 minutos de actividad aeróbica de intensidad moderada a la semana o 75 minutos de actividad aeróbica intensa a la semana, o realizar esto de manera combinada.


La intensidad moderada del ejercicio incluye cualquier actividad que acelere el ritmo cardiaco como caminar, bailar, o pasear en bicicleta, mientras que la actividad vigorosa es más intensa y causa sudoración, como correr, caminar cuesta arriba, saltar la cuerda o nadar.


Los expertos juzgan que cualquier movimiento es mejor que pasarse el día sentado o recostado, e incluso, estas actividades pueden ser divididas en periodos cortos de actividad a lo largo del día o semana.


Se ha comprobado que la actividad física es clave para prevenir las enfermedades cardiacas, pero se puede reafirmar el cuidado de la salud con una dieta saludable y equilibrada que contenga proteínas magras, grasas de calidad y alimentos ricos en fibra.












logotipo.png
PrimaveraPor.webp