Se va de pesca, su esposa se enoja y...lo subasta


Medios locales en Nueva Zelanda publicaron el extraño viacrucis vivido por un ganadero de la localidad de Marton, quien de repente fue sujeto de una subasta.


Lo que nunca imaginó, además de ser subastado, fue que sería su propia esposa quien lo puso a la venta

John McAlister, de 37 años de edad, residente en la localidad neozelandesa, se fue de viaje de pesca de manera imprevista, y esto no le gustó nada a su esposa Linda, quien no tardó mucho en encontrar una forma de desquitarse.


La mujer decidió poner al marido a subasta por Internet, en dónde para hacer más atractivo el "artículo", ofreció gastos de envío gratis a través de la plataforma Trade Me.


Linda se puso furiosa porque su esposo decidió irse de pesca en plenas vacaciones escolares, y dejó en casa a su mujer con sus 2 hijos. El anuncio que piso en la plataforma fue: "marido", cuya descripción era "agricultor/cazador/pescador".


De acuerdo con los medios, unas 200 personas se interesaron por la subasta, y se registraron 12 ofertas en dónde John se cotizo en 66,33 dólares.


Hubo quienes contactaron con Linda para pedirle más detalles sobre el hombre, y no faltaron los que le ofrecieron un intercambio de marido.


Linda mencionó entre las preguntas que le hicieron que John era "extremadamente aficionado a las largas conversaciones sobre el pasto o el clima", y que dejaba los calcetines en el suelo


Posteriormente la plataforma eliminó el anuncio porque no cumplía los términos y condiciones, aunque James Ryan, gerente de políticas y cumplimiento de Trade Me, aceptó que esa subasta era una broma "divertida".


El hombre se enteró de la noticia a través de sus compañeros, y dijo que "se ha estado riendo de todo el asunto, y que a pesar de los altibajos de su matrimonio, él y Linda continúan siendo una buena pareja.


Eso indicaría que hubo arreglo.






logotipo.png
PrimaveraPor.webp