Salida de Brown del juego no fue por lesión, dice entrenador de Tampa


Luego de la accidentada salida del receptor Antonio Brown de los campeones Bucaneros de Tampa, el coach de los de Florida, Bruce Arians, explicó que no retiró del encuentro al jugador por una lesión.


El coach de los últimos ganadores del Super Tazón aclaró la idea de que Brown podría haber salido molesto, después de negarse a volver a entrar por una lesión de tobillo que le dejó fuera de actividad varias semanas.


Arians reiteró que Brown no le dijo que estaba lesionado, y que era bastante obvio lo ocurrido: “abandonó el campo y eso fue todo”. Apuntó que “tuvimos una charla y él abandonó el campo”, por lo que, sobre lo que se dijo que pudo ocasionar que Brown se comportara como lo hizo, entrenador de Tampa respondió que “le tienen que preguntar a él. No tengo idea”.


El jugador se quitó jersey, hombreras, camiseta y guantes para abandonar el terreno de juego con el torso descubierto, en la victoria de los Bucaneros 28-24 ante los Jets de Nueva York, y Arians aseguró que “sólo espero lo mejor para él”.


Agregó que no se arrepiente de haberle dado al jugador una oportunidad de jugar con Tom Brady y recuperar una carrera llena de indisciplinas, lo mismo con Pittsburgh, que con Raiders y Patriotas.


Tras dejar a los Acereros, Brown, fue despedido de Oakland donde no jugó un solo partido, y de Nueva Inglaterra, donde participó apenas en un encuentro hasta que llegó a Tampa.


Arians, que era el coordinador ofensivo de Pittsburgh cuando los Acereros seleccionaron a Brown en la sexta ronda del Draft de 2010, agregó que le deseaba lo mejor, y que esperaba que “si necesita ayuda, la consiga”

logotipo.png