Rusia pone bajo la lupa a empresas que abandonan el país


La invasión de Rusia en Ucrania trajo como consecuencia entre otras situaciones la decisión de infinidad de empresas y negocios extranjeros que determinaron suspender o cancelar sus actividades en el país de Vladimir Putin.


Luego del inicio del ataque del ejército ruso en Ucrania, muchas empresas internacionales en giros como el tecnológico, de alimentos, científico, de entretenimiento, comida rápida, comunicación, ropa, petrolíferas y de otros rubros,

congelaron sus operaciones y Rusia alista medidas.

Trascendió este jueves que la fiscalía rusa ordenó un control estricto de las empresas extranjeras que anuncian que suspenden sus actividades en el país debido a la intervención militar rusa en Ucrania.


En un comunicado del fiscal general, se asegura que "los fiscales van a establecer un control estricto del respeto de la ley del trabajo, pago de salarios y cumplimiento de las obligaciones contractuales".


El texto advierte además que "reprimirá con firmeza" cualquier intento de las empresas que dejan Rusia "de no respetar unilateralmente sus obligaciones", y de paso, amenaza con acciones judiciales contra las sociedades que aleguen una quiebra "ficticia o premeditada".


Por otra parte, el gobierno ruso prohibió la exportación de azúcar, venta de madera a países “hostiles" como Estados Unidos y los miembros de la Unión Europea, y la de cereales a las naciones de la Unión Económica Euroasiática, para proteger el mercado interno.


Esto informa el Ministerio de Desarrollo Económico, y una comisión del Ministerio de Comercio decidió prohibir las exportaciones de trigo, morcajo, centeno, cebada y maíz a los países de la Unión Económica Euroasiática hasta el próximo 31 de agosto, y las de azúcar de caña y refinada a todas las naciones hasta la misma fecha.










logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg