Responden fabricantes de armas de Estados Unidos a demanda de México

Actualizado: ago 26

México anunció el 4 de agosto la presentación de una demanda ante la Corte Federal del Distrito de Massachusetts contra 11 fabricantes de armas estadounidenses.



Para la Asociación Comercial de la Industria de Armas de Fuego de Estados Unidos, es falso que su sector cometa "prácticas negligentes", luego de la demanda presentada por el Gobierno de México contra fabricantes estadounidenses, a quienes señala de facilitar el tráfico ilegal de armas.


Pretendiendo presentar esta demanda como “una afrenta a la soberanía estadounidense” cuando la acusación mexicana señala sus prácticas comerciales y no la legislación norteamericana, los vendedores de armas de fuego dicen que "las acusaciones de tráfico transfronterizo de armas al por mayor son evidentemente falsas".

El vicepresidente y asesor jurídico de la Asociación, Lawrence Keane, dijo que "el Gobierno mexicano es responsable del crimen desenfrenado y la corrupción dentro de sus propias fronteras". Más aún, apunta que la actividad delictiva en México es resultado directo del tráfico ilícito de drogas, la trata de personas y el crimen organizado.

Keane añadió que "son estos cárteles los que hacen un uso indebido de armas de fuego importadas ilegalmente a México o robadas al Ejército mexicano y a las fuerzas del orden público”

Dijo además que ”en lugar de buscar el chivo expiatorio de las empresas estadounidenses que respetan la ley, las autoridades mexicanas deben concentrar sus esfuerzos en llevar a los cárteles ante la Justicia".

México anunció el 4 de agosto la presentación de una demanda ante la Corte Federal del Distrito de Massachusetts contra 11 fabricantes de armas estadounidenses. El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo que las empresas armamentistas tienen responsabilidad posterior por lo que venden, aunque aleguen lo contrario.


Se prevé pedir una compensación por daños valorada en unos 10.000 millones de dólares, cuya aprobación se decidirá en los tribunales.

Para México, los fabricantes estadounidenses incurren en "prácticas negligentes" en el diseño, publicidad y venta de armamento, que incluye la falta de revisión de antecedentes de los compradores, que muchas a veces recurren a prestanombres, así como la permisibilidad en la venta múltiple de armas.