Respaldan ONG’s protestas de repartidores de aplicaciones: exigen mejores condiciones de trabajo


Las y los repartidores de aplicaciones convocaron a un paro el día de ayer para exigir entre otras cosas, salario mínimo asegurado, pago adicional por lluvia y horario nocturno, seguro de vida y contra accidentes que cubra, aunque no estén repartiendo, aportes para la pensión por retiro o accidente, así como la protección de datos y privacidad de los mismos.


En un comunicado de las ONG Oxfam México, Nosotrxs, y el INDESIG, se explica que las personas que reparten alimentos a domicilio a través de plataformas digitales como Uber Eats, Rappi, Beat y Didi se encuentran en una situación de completa vulnerabilidad al no contar con ningún derecho laboral y trabajar largas jornadas circulando en bicicleta y motocicleta con el riesgo que implica para su integridad física.


Ante la eventualidad de accidentes de tránsito o asaltos, los y las repartidoras no cuentan con algún respaldo o apoyo. Asimismo, este colectivo no cuenta con seguridad social, salario mínimo, aportes jubilatorios ni ningún tipo de derecho laboral o protección asociada a esta ocupación.


Mientras tanto, las plataformas digitales se benefician económicamente del trabajo de quienes reparten y no asumen ninguna responsabilidad porque argumentan que cuentan con flexibilidad horaria para conectarse a trabajar cuando lo deseen y porque pueden trabajar para más de una plataforma.


Sin embargo, las plataformas digitales asumen comportamientos típicos de un empleador como son: fijar unilateralmente la remuneración a las y los repartidores, castigar con bloquear por horas o días de la aplicación o incluso desconectar de la aplicación a repartidores que a su juicio cometieron alguna falta, coaccionar a los y las repartidoras para comprar la mochila que les identifica con la plataforma (ya que si no lo hacen no les envían pedidos).


Asimismo, las plataformas ofrecen incentivos para que los repartidores trabajen cuándo las plataformas más lo requieren y en general coordinan el trabajo gracias a la información logística producida por la plataforma.


Dice Oxfam que las y los repartidores dependen de conectarse a la plataforma para obtener un ingreso y no cuentan con voz respecto a las condiciones en que se desarrolla el trabajo. Esta relación asimétrica entre repartidores y dueños de la plataforma corresponde a una relación entre empleado y empleador que al día de hoy sigue sin ser reconocida por las autoridades.


Por ello, repartidores y repartidoras de plataformas digitales de todo el mundo, coordinados en la alianza Unidxs World Action, se manifestaron para exigir sus derechos.


Las ONG’s Nosotrxs, Oxfam México y el INDESIG apoyan este esfuerzo y llaman al Poder Legislativo y a la Secretaría del Trabajo a regular esta ocupación para que estos trabajadores tengan reconocidos y garantizados los derechos que les corresponden




logotipo.png
PrimaveraPor.webp