Resistencia a los antimicrobianos puede ser próximo gran problema de salud


Pese a los avances en materia de vacunación, la titular de la Organización Panamericana de la Salud, Clarissa Etienne alertó sobre el aumento del uso de antimicrobianos durante la pandemia a “niveles sin precedentes”, y “con consecuencias potencialmente graves para los próximos años”.


Según la OMS, la resistencia antimicrobiana aparece cuando las bacterias, los virus, los hongos y los parásitos cambian a lo largo del tiempo y dejan de responder a los medicamentos, dificultando el tratamiento de las infecciones e incrementando el riesgo de propagación de enfermedades, de aparición de formas graves de afecciones e incluso de muerte.


“Los datos de los centros hospitalarios de la región muestran que entre el 90% y el 100% de los pacientes hospitalizados recibieron un antimicrobiano como parte de su tratamiento contra la COVID, mientras que sólo el 7% de estos pacientes tuvieron una infección secundaria que requirió el uso de estos medicamentos”, alertó la funcionaria.


Etienne señaló que con el uso “excesivo y erróneo de los antibióticos y otros antimicrobianos” se corre el riesgo de perder los medicamentos de los que dependemos para tratar infecciones comunes.


“En toda nuestra región, varios países, como Argentina, Uruguay, Ecuador, Guatemala y Paraguay, están informando de un aumento en la detección de infecciones resistentes a los medicamentos que probablemente han contribuido al aumento de la mortalidad que hemos observado durante la pandemia en los pacientes hospitalizados”, explicó.


La directora de la OPS también destacó que los antimicrobianos se usaron indebidamente fuera del ámbito hospitalario y que medicamentos como la ivermectina, la azitromicina y la cloroquina se utilizaron de forma generalizada como tratamientos no probados, incluso cuando se dispuso de evidencias de que no tenían ningún beneficio para los pacientes de COVID.


Añadió que “los profesionales de la salud de todo el mundo deberían hacer un uso responsable de los antimicrobianos y prescribir antibióticos sólo cuando sean necesarios, porque el uso indebido de estos medicamentos es perjudicial para los pacientes y también para la salud pública. Y los países deberían garantizar que la gente no pueda comprar antimicrobianos sin receta médica”. (Naciones Unidas).


logotipo.png
PrimaveraPor.webp