Reprueba ONU elecciones en Nicaragua en “un entorno poco propicio para que fueran auténticas"


Las restricciones y violaciones de derechos humanos en Nicaragua crearon “un entorno poco propicio para la celebración de elecciones auténticas y libres” el pasado 7 de noviembre, dictaminó la Oficina de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos.


“El preocupante deterioro de los derechos civiles y políticos durante el proceso electoral derivó en la exclusión arbitraria de muchos nicaragüenses de participar en las elecciones, especialmente de aquellos que tenían opiniones diferentes a las del partido en el poder”, dijo la alta comisionada adjunta, Nada Al-Nashif, en una actualización al Consejo de Derechos Humanos sobre los comicios en los que Daniel Ortega obtuvo un 75% de los votos.


La oficina de Bachelet documentó la detención arbitraria de 39 líderes políticos, defensores, empresarios, periodistas y líderes campesinos y estudiantiles durante el período electoral, entre mayo y octubre. Eso incluye a siete precandidatos.


“Todos ellos fueron detenidos en base a disposiciones legales incompatibles con las normas internacionales de derechos humanos”, señaló Al-Nashif, quien denunció que 35 de estas personas continúan detenidas, y muchas han permanecido en régimen de incomunicación durante más de 90 días


La oficina de la ONU pidió que sean puestas en libertad de inmediato e instó al Gobierno a que restablezca urgentemente los derechos y las libertades públicas y el Estado de derecho imparcial. (Naciones Unidas)




logotipo.png
bandera comunidad 2.jpg