Reporta Roche avances en ensayo de tratamiento para hospitalizados con Covid


La farmacéutica Roche está desarrollando nuevas posibilidades de tratamiento contra el coronavirus, y reporta que confirmó los datos positivos del estudio fase II/III 2066, sobre la combinación de casirivimab e imdevimab en pacientes hospitalizados con Covid-19.


El ensayo cumplió con su objetivo al mostrar que la combinación redujo la carga viral dentro de los 7 días de tratamiento, en pacientes que no habían presentado respuesta de anticuerpos naturales propios y que requirieron oxígeno suplementario de bajo flujo o nulo.


Levi Garraway, Director Médico de Roche y Jefe de Desarrollo Global de Productos, dijo que "el Covid-19 continúa devastando comunidades con más de 4,7 millones de muertes registradas en todo el mundo, la mayoría de las cuales fueron en pacientes hospitalizados. Si bien, las vacunas son efectivas para prevenir hospitalizaciones, sigue existiendo una necesidad en muchosque aún se infectan y cuya enfermedad requiere atención hospitalaria".


Precisa que "estos datos se suman a los hallazgos anteriores que respaldan el potencial de casirivimab e imdevimab en pacientes hospitalizados, lo que también puede ayudar a aliviar la presión sobre los sistemas de salud".


El estudio también reveló resultados clínicos que apoyan el ensayo más amplio de RECOVERY del Reino Unido en pacientes hospitalizados, que muestran que pacientes que recibieron casirivimab e imdevimab, además del tratamiento estándar de atención experimentaron mejoras en los criterios de valoración clínicos evaluados, en comparación con la atención estándar únicamente.


La eficacia y seguridad de casirivimab e imdevimab, se han estudiado en ensayos clínicos de fase III en pacientes con Covid-19 no hospitalizados y hospitalizados, y en el entorno preventivo.


Esta combinación no está autorizada en pacientes hospitalizados por Covid-19. A principios de este año, el Comité de Medicamentos de Uso Humano de la Agencia Europea de Medicamentos emitió un dictamen que respalda su uso como opción de tratamiento para pacientes no hospitalizados con Covid confirmado.


Fuera de la Unión Europea, esta combinación ha sido aprobada en diferentes poblaciones de pacientes en Japón y condicionalmente en el Reino Unido, y está autorizado para emergencia o temporalmente durante la pandemia en varios territorios, incluidos Estados Unidos, India y Canadá.


Además, la Organización Mundial de la Salud emitió una guía sobre el uso de la combinación de casirivimab e imdevimab para el tratamiento de ciertos pacientes con Covid-19. Hasta ahora, esta alternativa se ha puesto a disposición de pacientes en más de 40 países.